By
Olivia García-Patto
JESSICA_DANCE_STYLIST_BEANSTOAST
JESSICA_DANCE_STYLIST_CHEESE
JESSICA_DANCE_STYLIST_CHOCOLATE
JESSICA_DANCE_STYLIST_DOUGHNUT
JESSICA_DANCE_STYLIST_MUSTARD
JESSICA_DANCE_STYLIST_SAUSAGE
stylist_dblpage_jessicadance
stylist_jessica_dance_cover

Si una mente creativa ya de por sí es un mundo, infinitas son las posibilidades cuando se junta a dos y se las pone a trabajar juntas. La directora de arte Jessica Dance y el fotógrafo David Skyes se pusieron de acuerdo para crear un reportaje visual de alimentos tejidos a mano para la revista Stylist.

Tejidas en lana, albergan una ironía graciosa que provoca ganas de apretarlas y frotárnoslas en la mejilla.

Además de extraño, el resultado es un proyecto súper pop, tan atractivo visualmente como entrañable; uno de esos que verdaderamente son por amor al arte, aunque en este caso estuvieran íntegramente vinculados en concepto al número para el que hacían portada: ‘Comfort food’. ¿Lo pilláis?

Las figuras, que van desde botes de ketchup hasta donuts, tabletas de chocolate, salchichas, puré de patatas y guisantes, buscan representar de una manera juguetona todos los elementos que nos aportan un sentimiento cálido durante los meses fríos del invierno. Tejidas en lana, albergan una ironía graciosa que provoca ganas de apretarlas y frotárnoslas en la mejilla.

Por su parte, David Sykes, con un portfolio especializado en comida, era el fotógrafo más indicado para realizar este shooting con tan obedientes modelos creados por la artista en textiles y estilista de atrezzo táctil y artesano que ha realizado piezas para proyectos editoriales, artísticos, de instalación o publicitarios.

Un gusto a la vista, desde luego.