By
Nuria Candela López

Nos hemos quedado atrapadas en las pinturas geométricas de Jessalyn Brooks. La pintora y también cantante de jazz de Los Ángeles, Jessalyn Brooks pinta los contornos de la forma femenina con una abstracción colorida y en bloques geométricos. Sus pinturas están inspiradas en el cubismo del que fue precursor Picasso. Forma, volumen y movimiento protagonizan sus cuadros feministas.

Mujeres en grupo, pintadas de colores cálidos, empoderadas, una hermandad que lucha y celebra en comunidad, una representación de nuestro momento presente

Brooks pinta mujeres fuertes, angulosas y en su mayoría de cuerpo entero y desnudas. En lugar de enfocarse en los desnudos que se empeñan en que el espectador localice su atención en los pechos, el culo y las curvas femeninas, la artista prefiere dirigir nuestras miradas a los contornos distintivos pero casi subliminales de la forma femenina que a veces descuidamos. Esto incluye el arco del pie y la palma de la mano, la hendidura entre la cadera y el muslo, o el espacio entre la axila y el pecho.

Inspirados en las líneas geométricas del cubismo, el movimiento artístico de principios del siglo XX que entre otros encarnó Pablo Picasso y Georges Braque, las pinturas de Brooks tienen un enfoque femenino vibrante y moderno; planteando una cuestión importante de los ideales de belleza, la forma del cuerpo y el género. En palabras de la propia artista “Creo que las mujeres están viviendo un momento importante. Este es el más poderoso que hemos tenido en la historia de la humanidad. Quiero documentar eso ”

Mujeres en grupo, pintadas de colores cálidos, empoderadas, una hermandad que lucha y celebra en comunidad, una representación de nuestro momento presente de la mano de Brooks.

Puedes seguir su Instagram para estar al tanto de todo su trabajo.