By
Laura Naranjo

Puede que ya haya llegado a tus oídos pero no queríamos dejar pasar los días sin mencionar la última de las obras de Jeremy Scott. Y es que la imaginación del diseñador estadounidense ha vuelto a volar. En esta ocasión, ha formado equipo junto a Smart para dejar su huella en uno de los coches de la marca. Y vaya si lo ha hecho.

Sus conocidas alas -esta vez, en fibra de vidrio transparante-  han servido para convertir el modelo Smart Fortwo Electric Drive, el primer vehículo de la casa con cero emisiones contaminantes, en algo así como un coche con toques retrofuturistas de los años ’50. Un apunte, los asientos son de cuero. ¿Qué dices? Difícil pasar desapercibido montado en uno de estos… Tienes más info AQUÍ.