By
Lucía Morales

Javiera Mena me espera sonriente en Casa Bonay. Me comenta que ha venido en AVE desde Madrid. Al parecer, la capital le ha enamorado y piensa a fijar su residencia allí el año que viene. Confiesa que disfruta de sus trayectos en los trenes y que aprovecha para leer y reflexionar mientras su mirada se pierde en el paisaje. Coge un libro de un estante y lo ojea con la curiosidad con la que se avistan las historias que comienzan. “Me gustaría escribir un libro”, aduce, mientras acaricia el lomo del nuevo tesoro que adoptan sus manos. 

Javiera presentará ‘Espejo’, su cuarto álbum de estudio, en sus conciertos del 19 de octubre en Sala But (Madrid) el próximo 25 de octubre en Sala Apolo (Barcelona). Se muestra ilusionada y con ganas de asombrarnos con las novedades que ha incluido en los lives de una nueva era que, además de introspectiva, se presiente prometedora.

El Guincho o Alizz me ayudaron a sacarme algunos prejuicios que tenía, como a desnudar más las canciones

Has lanzado ‘Espejo’ en abril de la mano de una multinacional como Sony. Sin embargo observo que este trabajo conecta bastante con tu segundo álbum, ‘Mena'(2010) en cuanto a la introspección inherente a las letras y su poder rítmico. 

Mucha gente pensaba que mi trabajo, al pasar a una multinacional iba a cambiar mucho; pero, nada que ver. Yo creo que Sony me pilla en un momento en el que yo ya llevo una trayectoria así que solamente queríamos una alianza para que mi música fluyera más a través de su estructura. Pero a nivel artístico, a nivel sónico, creo que no recibió tan siquiera una opinión, fue algo como “traednos el trabajo terminado”. Súper de confianza. La verdad es que en ese sentido he trabajado igual que antes.

De hecho, fue idea tuya que artistas referentes como Alizz o el Guincho hayan coproducido este álbum contigo. 

Sí, la verdad es que todos mis discos los he coproducido en el sentido en que los beats y todo nacen de mí. Obviamente, también me encanta trabajar con otras mentes y poder aprovecharlas al máximo con cosas que quizás yo no manejo tanto. Entonces, en ese sentido, trabajar con El Guincho me enriqueció un montón. Con Alizz también, a distancia. Fueron personas que le dieron un sonido diferente al disco y que también me ayudaron a sacarme algunos prejuicios que tenía, como a desnudar más las canciones. La verdad es que estoy bien contenta y aprendí un montón de ellos.

 ¿Cómo ha sido el proceso de composición de las letras del álbum?

Bueno, fue lento. Siempre me demoro. A las letras les doy una y otra vez mil vueltas para que sean letras que perduren, que trasciendan, que lleguen a las personas y por ende a mí, entonces ahí sí que me doy varias vueltas, en soledad. Ahora estoy empezando a componer con otra gente pero creo que es un trabajo solitario, con mis gatas en mi casa, durante el atardecer o en la mañana, que es una buena época para componer. Además, se murió mi gatito y, claro, ahora escucho el disco y me acuerdo de él, está muy dedicado a él ahora. Me he atrevido a tratar temas que hasta ahora no me había atrevido a tocar 100% en los otros discos. Es una actividad más mística, más solitaria, de transformaciones personales, el viaje del héroe y del inconsciente. Creo que me atreví a transformar todas esas cosas de una manera pop, de una manera simple.

Sé de buena tinta que eres una devota de Gabriela Mistral. ¿Cuales son los libros que más te han influido a la hora de escribir los temas de ‘Espejo’?

Uf, ¡varias! La Gabriela Mistral siempre está presente porque es una persona que estuvo muy conectada con una comarca muy pequeña como el Valle de Elqui y su ciudad, como de la sociedad y la cultura de Chile, a nivel macro. También leía ‘Los Mitos’, de Joseph Campbell, un escritor que habla sobre la mitología, un tema que no está muy presente en mis temas, pero que me ayuda a desarrollar la creatividad. Oscar Wilde también está siempre presente.

De hecho tengo un librito chiquitito que se llama ‘El Arte y el Artista’ que para mi es muy enriquecedor porque, cuando me siento un poco triste o neurótica por no poder sacar una idea, me ayuda leer pequeños extractos de todos sus libros, es como si me diese consejos. También he leído ‘La doctrina secreta’ de Helena Blavatsky, una escritora esotérica cuyo libro se llama ‘La doctrina secreta’, que habla de los albores de la humanidad, del orígen de los números, la cábala… Como te digo, temas que aunque no hable directamente ayudan a aflorar la creatividad.

De niña veía un anime japonés que se llamaba ‘Lady Oscar’. Iba de una chica en la época de la Revolución Francesa que era la escolta de Maria Antonieta, representada como trans

En el videoclip de tu single ‘Espejo’, dirigido por Stanley Sunday, podemos ver a una niña leyendo una novela romántica protagonizada por dos lesbianas. ¿Qué papel juega en tu opinión el arte en la creación de referentes lésbicos?

Bueno, a mí me encanta. Tengo varios vídeos que contienen lesbianismo porqué es algo que forma parte de mi vida. Todavía estamos en una época en la que esto es algo separado y da igual, es así no más… Yo misma tuve referentes lésbicos de pequeña. Quizás tuve más referentes de Hollywood. Uno de ellos fue Angelina Jolie, una de las primeras mujeres interpretando una lesbiana que vi. Las t.A.T.u también fueron importantes….”Bueno, ¡existen!” (suspira) Ya que antes no existía nada.

También había un anime japonés que se llamaba ‘Lady Oscar’. Iba de una chica en la época de la Revolución Francesa que era la escolta de Maria Antonieta, representada como trans. Era buenísimo y rarísimo todo. Ranma también, los japoneses igual han sido bastante innovadores en el tema LGTB yo creo, aunque siempre medio como verde hablando de lesbianas. Me hizo mucha ilusión leer el guión y ver que Stanley reivindicó primero la lectura, por que se ve una niña de 10 años leyendo su novelón. Asimismo, que se lea una novela lésbica, obviamente: estaba haciendo el videoclip para mí.

Desde luego estos son pequeños detalles que van transformando a las generaciones que vienen.

Sí, yo quiero ser como un pequeño grano de arena para la transformación social que tenemos en Chile. Estuvimos 30 años en dictadura y la sociedad es muy conservadora. Y respeto a los conservadores igual, pero que nos dejen espacio a los que no somos conservadores para nada. Que se nos mire como iguales a la gente que tenemos inclinaciones homosexuales.

La despenalización del aborto en Argentina ha activado el debate sobre la legislación de la interrupción del embarazo en Chile. ¿Piensas que un aleteo feminista está agitando América Latina?

¡Sí! Cada vez más debate. Están saliendo cada vez más casos de abuso denunciados por chicas. La denuncia social es algo necesario hoy en día y forma parte también de un cambio social que costará muchas cabezas por allí, pero que es necesario. Asimismo, si en algún momento las cabezas las pagaron otros hoy serán los que lo merecen. Estoy muy atenta y sobre todo leyendo muchísimo sobre la actualidad en el feminismo. Algo que para mí es fundamental es que todas las mujeres se lean ‘El segundo sexo’ de Simone de Beauvoir. Si no os lo habéis leído, tienes que leerlo ya. Es un libro que tiene mucha información y poder.

En alguna entrevista tu denunciabas el machismo imperante en la comunidad LGTBI. 

El “gaytriarcado”, como decía una amiga.

¿Crees que falta más hermandad entre las siglas del colectivo? 

Tengo más amigos gays que amigas lesbianas. Me llevo muy bien con ellos, incluso a veces me siento como un gay. Las lesbianas hemos tenido algo compungido en nuestras vidas que ha hecho tener una perspectiva distinta. Tanta represión a nuestro alrededor nos ha hecho aflorar algo muy bonito en nuestras manifestaciones artísticas. Sigue habiendo machismo en la comunidad LGTBI, pero siento que algo está cambiando. Antes, en los 90, por ejemplo, nos despreciaban un poco.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Algo que resalta de tu trayectoria artística es la frescura y la seguridad con la que expones tus ideas, tus letras y tus vivencias a través de un pop fresco y brillante. Dista mucho de ejemplos como Annie Di Franco…

(Risas) ¡O K. D. Lang! Mis referentes musicales son Madonna o Kylie Minogue, referentes super power que también han sido grandes iconos de la cultura homosexual masculina. En España veo que entre mi publico hay muchos hombres homosexuales. Algo pasa ahí que tiene que ver con la misma música y con los artistas con los que me rodeo también.

Ahora comienza una etapa diferente con Espejo, cuya presentación tendrá lugar en Sala Apolo la próxima semana

En tus conciertos sueles contar con el acompañamiento coreográfico del colectivo Les Filles Föllen y, en tu videoclip ‘Intuición’, producido por Canadá, aparece el bailarín Guillem Jiménez. ¿En qué modo influye la danza contemporánea en tu trabajo?

Ha influido un montón, sobre todo en lo que venía presentando en ‘Otra Era’. En el vídeo de ‘Espejo’ trabajamos con Sheila Jordá la danza contemporánea. Sin embargo, para la gira que comienza ahora estamos más focalizados en la parte lumínica, ya que ‘Espejo’ es un disco más introspectivo. Pero seguiremos apostando por la danza contemporánea en nuestros shows. Para el año que viene estamos planeado de nuevo con Tusen Bennet (integrante de Les Filles Föllen) volver a incorporar cosas. Ahora comienza una etapa diferente con Espejo, cuya presentación tendrá lugar en Sala Apolo la próxima semana.

¿Puedes chivarnos algún secreto del concierto de la semana que viene en Sala Apolo?

Bueno, es totalmente diferente a lo que la gente ha visto acá. Es un show más centralizado en la canción y las luces. Le hemos dado varias vueltas y la sorpresa es eso: es algo que nunca han visto, nada que ver con lo que presenté en el Primavera Sound, y está bien bueno. Son unos chicos chilenos que se llaman Funken, que trabajan en Chile y en Nueva York. Andamos con un cargamento de luces por todos lados. Me gusta que el show muestre un aliciente más a la música, aunque la música siempre sea predominante. Y… quizás estoy a la espera de un invitado sorpresa que aparezca por ahí.

Dime tres bandas o artistas de Chile que tengamos que conocer.

Bueno, hay una banda que me encanta mucho que se llaman los Ases Falsos, que son más de rock pero sus letras las encuentro como muy ricas, de mis letristas favoritos es Cristóbal Briceño, que es muy amigo de mi hermano. También hay una chica que hace electrónica house, Mamacita. Han editado su trabajo en Alemania y está más focalizada al tecno y al house, con dosis de pop. Sus canciones son muy bonitas. También hay un DJ que se llama Alejandro Paz. Hace poco hizo un hit que se llama ‘El House’. Este hit, en realidad tiene ya cuatro años, pero ha sido tan power que se sigue escuchando. También tiene un disco que se llama Alejandro Paz y Los Resentidos, que está buenísimo de principio a fin.

Si la vida te da limones, haz tequila. Vivirlo, pero que no te coma el universo, sino poder salir de ello

¡Qué guay! Otra pregunta: hotspots que te gusten de Madrid o de Barcelona?

Hay un brunch en Madrid, en Argüelles, que tiene opciones veganas (yo soy vegetariana simpatizante vegana) que me gusta mucho, se llama The Toast. También me gusta mucho el HD, que tiene muchas opciones vegetarianas, cervezas artesanas, es muy amigable… Es muy lindo el lugar, con música de los 80 todo el tiempo, muy bien decorado. De mis lugares favoritos del mundo.

De Barcelona bueno, es un poco caro pero siendo vegetariana me encanta el Teresa Carles. Es increíble, todos esos lugares me flipan. Sus batidos siempre los intento conseguir antes de rodar los  videoclips, pues son jornadas intensivas; así que siempre trato de llevarme un batido del Teresa Carles.

Para acabar, ¿qué es para ti ser Good2b?

Para mi ser Good2b sin lugar a dudas es una frase mejicana: si la vida te da limones, haz tequila. Aprender a surfear los malos momentos sin pasarlos por alto, porque también hay que vivir el duelo, pero sacar un aprendizaje. Vivirlo, pero que no te coma el universo, sino poder salir de ello.