By
Nuria Candela López

La nueva serie de la fotógrafa Mel Bles nos muestra el cuerpo femenino como un paisaje, una nueva geografía corporal a la que ha bautizado como Islands y en las que las fotos son intervenidas por líneas dibujadas a mano que dividen en dos partes un cuerpo.

Al mirarlas, uno es capaz de sentir una cierta soledad geográfica total, como si hubiésemos sido eliminados del mundo

¿Quién no ha soñado alguna vez con la posibilidad de una isla? o, ¿quién no se ha sentido un poco isla en la inmensidad del mar?La nueva serie fotográfica de Mel Bles lleva por título Islands y en ella pretendía volver a lo básico y a lo sencillo; las lineas y formas del cuerpo femenino. No se trata de desnudez ni de sexualidad, en realidad quiere mostrar la individualidad silenciosa de la mujer como una masa de tierra rodeada de agua.

Son imágenes que fueron tomadas hace ya algún tiempo, que forman parte de un proyecto que se ha ido gestando de forma lenta y en el que ha tenido mucho que ver la propia situación vital por la que pasaba en ese momento Bles, con su madre enferma y su hija pequeña; de ahí que las fotografías estén impregnadas de esa sensación de aislamiento e individualidad. Pero nos dicen mucho más, nos resumen lo mágico de ser mujer.

Las composiciones resultantes son texturas del cuerpo, la curva de una cintura, una cadera robusta, o el zigzag incómodo y desigual de una caja torácica contra un paisaje desértico… Al mirarlas, uno es capaz de sentir de un modo pacífico, una cierta soledad geográfica total, como si hubiésemos sido eliminados del mundo. En definitiva, imágenes fuertes que expresan el misterio de lo femenino.

En la actualidad, la muestra está expuesta en la Webber Gallery de Londres. Puedes saber más aquí.