By
Laura Naranjo

Fue a finales de 1800 cuando Thomas Edison introdujo el fonógrafo, el primer aparato capaz de reproducir sonido. Para demostrar su funcionalidad, reprodujo el clásico Mary had a little lamb.

Con el mismo mecanismo de antaño funciona el fonógrafo que hoy os presentamos. Únicamente tendrás que colocar tu iPhone en la ranura de madera del soporte. A partir de ahí, la física se encargará del resto. El cuerno de metal aumentará el sonido que emita tu móvil tres o cuatro veces más sin necesidad de utilizar electricidad. ¿Qué dices?

Puede ser tuyo con un clic AQUÍ.