By
Quim Coll

Fueron las redes sociales las que implementaron la «cultura del like» en nuestra sociedad y, por lo que parece, serán las propias redes las que vuelvan a cambiar el paradigma. Y es que parece que Instagram está empezando a eliminar, a modo de prueba, los likes en Estados Unidos. La pregunta es: ¿aguantará la medida? F: Cortesía de Hipertextual

Instagram empezará a eliminar los likes a modo de prueba en Estados Unidos, una medida que ya ha demostrado ser divisiva en otros países

Instagram, sin lugar a dudas la red social más importante hoy en día tras las caídas de popularidad de Facebook y Twitter, ha anunciado de forma oficial que testeará la eliminación de likes en algunas zonas de Estados Unidos. Ya sabemos que las actualizaciones de Instagram no suelen durar, pero la eliminación de los likes es algo que se lleva rumoreando meses, y la explicación es más que lógica: desde el cuartel general de Instagram quieren fomentar un uso más sano de su espacio y combatir el contenido extremo o divisivo, que suele ser el que consigue más interacciones.

La compañía ya ha probado esta medida en distintos países, incluidos Canadá, Japón, Australia, Irlanda y Brasil. Las reacciones por parte del público fueron bastante mixtas: muchos recibieron la eliminación de likes con los brazos abiertos, mientras que otros vieron amenazados sus puestos de trabajo. Influencers, managers, agencias de medios y marketing digital… Un sector amplio de la población vive por y para el like, y además lo hace de forma literal; mucha gente ha convertido las redes sociales en su principal fuente de ingresos y sufre por lo que la eliminación de los likes podría significar para su engagement general.

De hecho, son varios los directivos de redes sociales que se arrepienten de haber puesto al alcance público mecanismos como los likes o los retweets. Facebook –que, recordemos, es el dueño de Instagram– ya intentó eliminar las herramientas de análisis de reach y engagement, igual que Youtube y Twitter. Será que los gigantes de las redes sociales se están dando cuenta de cómo y cuánto han contribuido al desastre social en el que estamos metidos y están intentando reaccionar. Aún así, ¿estarán a tiempo?