By
Cecilia Díaz Betz

Acaba de nacer una nueva firma de papelería que nos encanta. Se llama Imborrable y despega desde Madrid. Su nombre resulta de lo más sugerente. Sellar de alguna manera nuestras memorias con un gesto tan honesto como necesario, coger papel y lápiz, y escribir. Pero Imborrable no se queda sólo en la mera producción de bonitas libretas, sino que defiende a ultranza el lema de ‘Paper is not dead’ bajo parámetros de sostenibilidad y responsabilidad ecológica, y produciendo íntegramente en nuestro país. ¡Chapó!.

Defienden a ultranza el lema de ‘Paper is not dead’ bajo parámetros de sostenibilidad y responsabilidad ecológica

De su pasión por el papel y el diseño, y de su búsqueda de la libreta de trabajo perfecta, este mes se han dado a conocer al mundo lanzando la primera colección de este útil objeto. Hablamos de sesenta modelos distintos, en tamaño A5, de aproximadamente 200 páginas, divididos en diez categorías y disponibles en tres interiores distintos. Encontraréis libretas lisas de hojas en blanco, o con rayas o cuadrículas. Además, todas las libretas de Imborrable cuentan con regla, marca páginas y bolsillo trasero archivador en su interior. Destaca sobre todo su apariencia exterior, entre las diez categorías de las libretas podemos encontrar impresiones y texturas de madera, corrosiones, cosmos, pelaje animal, comida rápida o el más ibérico de todos, una selección de azulejos de España y Portugal.

Ahora que la navidad está más cerca que nunca, nos parece un bonito, accesible y orginial regalo. ¿Quién sabe? Quizás en alguna de estas libretas se escriba el guión de la película, el borrador de un gran cómic, o simplemente un diario personal donde dejar patente tu paso por el mundo. Hazte con tu libreta Imborrable aquí.