By
Gemma Mondéjar

Aunque cuando hablamos de la unión entre ilustración y texto siempre se nos vengan a la cabeza las ilustraciones de los cómics, hay muchos artistas que introducen algunas líneas o palabras en sus obras. Este es el caso del artista Matthew Kramer que, sobre un fondo de color crema, deja volar su creatividad y plasma algunas ilustraciones lineales acompañadas de alguna palabra o frase.

Las ilustraciones de Matthew Kramer son curvilíneas, sencillas y discontinuas para que el lector pueda descifrar el mensaje

Las ilustraciones de Matthew Kramer son simples, curvilíneas y de trazas muy rápidas. A pesar de haber estudiado arte en la universidad y de haber trabajado como escultor, Kramer afirma que tiene un estilo propio y que, aunque intentara dibujar de otra forma, le acabaría saliendo el mismo tipo de ilustración lineal.

El hecho de que combine en sus ilustraciones texto e imágenes tiene un motivo. El artista es disléxico y, a pesar de admitir que para él escribir es difícil, quiere que su estilo reduzca la velocidad de los lectores, por lo que para entender el texto primero tienen que descifrar el contenido gráfico. Por lo tanto, la finalidad de que los dibujos de Matthew Kramer sean meras líneas curvas y entrecortadas es para que, igual que las personas disléxicas tienen que convertir letras en palabras, sus lectores conviertan las líneas en formas. De esta manera, podrán entender la ilustración en su conjunto.

© Matthew Kramer

Los temas reflejados en las ilustraciones de Kramer son muy variados y eso se debe a que, a veces, plasma ideas y sentimientos que tiene justamente cuando se pone a dibujar. Sin embargo, otras ilustraciones son el producto de situaciones o conversaciones que vive a diario —y que se apunta en las notas del móvil para que no se le olvide— o, incluso, de profundos pensamientos de medianoche.

Si queréis ver más ilustraciones del artista, entrad en su cuenta de Instagram.

© Matthew Kramer

© Matthew Kramer