By
Cecilia Díaz Betz
Si algo hemos de agradecerle al 2015 en materia de moda y belleza, es la consolidación de la honestidad en la concepción, producción y comercialización de los productos. Una ola de oxígeno sostenible que viene de años atrás pero que, sin embargo, hasta este 2015 no había terminado de calar lo hondo que se requería. Gracias al intenso trabajo de las firmas que han decidido apostar por esta otra sana forma de hacer las cosas y, evidentemente, el incremento de clientela adepta a sus manifiestos y filosofía slow, podemos hablar de que las cosas por fin han comenzado a cambiar de verdad, y esto es digno de ovación.

Su razón de ser es tratar tu cabello con sentido, sentimiento, frescura y naturalidad

En este preciado y admirado grupo de marcas, habemus una nueva integrante, Henna Morena. Una firma que toma su inspiración directamente del Mediterráneo para elaborar cosmética sostenible para el cabello. Su razón de ser es tratar tu pelo con sentido, sentimiento y naturalidad, y eso se nota. La clásica firma que descubres gracias al boca oreja o en casa de tu mejor amiga, y que, tras el flechazo inicial, te enamora perdidamente y decides fraguar una relación duradera, sin infidelidades. Has encontrado por fin lo que buscabas, tú y sobre todo tu pelo.
Todo dio comienzo cuando su alma máter, Sandra Vivancos (profesional de la peluquería tradicional), decidió dar un giro radical a su carrera al descubrir la henna en un viaje, abriendo la primera peluquería ecológica de Barcelona. Esto fue hace 15 años y, hoy en día, Sandra es una de las más importantes especialistas en henna a nivel mundial. La cosa no quedó ahí, la inquietud y un firme rechazo a los abusivos modus operandi modernos, le llevó a querer dar un paso más, lanzándose de lleno a la fabricación de productos para tratar el cabello de forma natural. Fundaba así la marca de cosmética Henna Morena. Su sino es muy claro, honesto y eficaz: crear productos como champús, aceites, hennas y mascarillas que den buenos resultados, que sean de gran calidad, hechos con ingredientes 100% naturales y que revisan fórmulas usadas desde la antigüedad para cultivar la belleza. Un combinado orgánico que ha resultado ser infalible. Qué mejor síntoma de este buen hacer que, tras tres años de vida y su primera tienda showroom en activo en Barcelona, acaben de inaugurar un segundo establecimiento en Madrid.
henna-morena
Como su misma creadora profesa: “Henna Morena es una cosmética de rituales, de mujer, de calma, de belleza, de origen y respeto.” Una cosmética donde las tradiciones y métodos ancestrales basados en la botánica y la fitoterapia se dan la mano con fórmulas más contemporáneas, eso sí, sin perder en ningún momento sus raíces mediterráneas. De hecho, la gran mayoría de plantas que utilizan son de esta zona, acompañadas de otros ingredientes tan fundamentales como el karité -un producto africano altamente regenerante- o la henna -utilizada desde la antigüedad para dar color, cuidar, nutrir y dar brillo al cabello-.
Muy a tener en cuenta es que la gama que ofrecen de hennas con fitoterapia actúa fusionando sus principios activos a la proteína natural del cabello, dotándole de un color castaño cobrizo, que varía ligeramente en función de la base natural del cabello, pero que puede regularse mediante la combinación de infusiones y tés. En sus showrooms de Barcelona y Madrid ofrecen un servicio donde bajo demanda se aplican diferentes tratamientos capilares con la henna como elemento principal. También puedes comprar sus productos online haciendo clic aquí.
Fotos © Anne Roig / Dirección de arte © Raquel Quevedo