By
Quim Coll

Health Warriors es una iniciativa creada por Francesc Terns y Nacho Ballesta que, en plena era COVID, ha querido solidarizarse y apoyar al sector sanitario, tantas veces menospreciado. Ellos mismos se definen como personas que ayudan a personas, una comunidad de gente trabajadora que nació con la intención de ayudar y apoyar al sector sanitario de la provincia de Barcelona pero que ha evolucionado en algo mucho más grande. F: Cortesía de Health Warriors

Health Warriors nació para apoyar al sector sanitario y con el paso del tiempo ha pasado a ayudar a personas en riesgo de exclusión de la provincia de Barcelona

Así es, tras su creación el pasado marzo, Health Warriors ha aumentado su marco de acción colaborando con entidades, restaurantes, profesionales y otras iniciativas para ofrecer sus servicios no solo a sanitarios, sino también a personas en situación de exclusión y riesgo. El equipo de más de 30 personas cumple al dedillo el concepto de activista de la comida, trabajando de forma voluntaria de la mano de cooperativas de payeses, iniciativas como Food 4 Heroes, varios restaurantes que también se han querido sumar a la ayuda y marcas que realizan donaciones anónimas para asegurarse de que nadie se queda sin un plato en la mesa.

Y es que con la situación un poco más controlada en los hospitales, y a pesar de seguir atentos a cualquier posible rebrote, Francesc y Nacho han repartido más de 15.000 raciones en comedores sociales, que como hemos podido ver estos días en las noticias (o en persona), han doblado el número de usuarios que acuden a sus servicios para poder comer. El efecto post-COVID-19 es muy real, y es una de las principales razones por las que proyectos como Health Warriors ofrecen esa ayuda extra para llegar a todos los sitios posibles. Para conseguirlo trabajan codo con codo con entidadas como el Ajuntament de Barcelona y otras iniciativas del mismo calibre como Banc dels Aliments, Nutrició sense Fronteres, SocialFooding o Top Manta.

Cortesía de Instagram/@healthwarriors__

Porque Health Warriors no dona tan solo comida, también colabora con ONGs, hospitales, CAPs y centros de salud para donarles mascarillas, EPIs y ventiladores; además de comida. Una iniciativa que demuestra que la solidaridad va más allá del confinamiento y que se está extendiendo a cada vez más partes del territorio nacional.