By
Laura Naranjo

En good2b no somos especialmente fans del día de San Valentín. No obstante, tenemos algún motivo por el que ver con buenos ojos esa festividad. Uno de ellos es la colaboración que Happy Socks ha llevado a cabo junto a Love Me. ¿Sabes a quien nos referimos?

Creado por el artista Curtis Kulig en 2005, Love Me se describe en los muros de Los Angeles. Este sencillo mensaje se ha convertido en un fenómeno que abarca desde Nueva York, a París, Estambul y Tokio. Como amante de los calcetines, Kulig ha creado junto a la casa sueca una colección en tres estilos diferentes. El resultado es un diseño que se inspira en los coloridos lienzos que pinta en su estudio del Soho Neoyorkino.

Puedes conseguir los modelos AQUÍ