By
Quim Coll

Empiezas tus vacaciones en una nueva ciudad por descubrir, llena de monumentos, museos, puntos de interés y espacios de gastronomía variada que no puedes esperar a visitar. Aprovechas que en Europa ya no te cobran por el roaming, pones Google Maps y adivina qué: te pierdes igual. A todos nos ha pasado. F: Cortesía de Google Maps

La prestación Google Live View utilizará tu cámara, las imágenes de Street View y la geolocalización para indicarte por dónde ir a tiempo real. Eso sí, ¡cuidado con los choques!

Y es que no nos engañemos, si te orientas mal, te orientas mal. Ya pueden indicarte mil veces por dónde tienes que ir que te vas a desubicar en nada. A veces, las ciudades son tan complicadas que por mucho que lleves el navegador puesto, en algún punto tiras para la izquierda en vez de la derecha. Y, si no, que se lo digan a los turistas que visitan Ciutat Vella en Barcelona.

No sufráis, que Google ha respondido a nuestras plegarias. El gigante tecnológico acaba de hacer pública en modo beta (eso es, en versión de prueba) una versión de Maps en realidad aumentada. Los usuarios de Google Pixel, el móvil de la marca, llevan disfrutando de esa prestación desde marzo, y este agosto lo han decidido traspasar a cualquier teléfono con la tecnología ARcore y ARKit de Google (es decir, la mayoría de smartphones).

Google Live View funcionará utilizando tu cámara, la información visual de Street View y la geolocalización para indicarte en cada momento, y a través de una serie de flechas enormes, hacia dónde tienes que ir. Además, te indicará restaurantes, puntos de interés y otras cosas que te puedan ser de ayuda en tu viaje. Al fin y al cabo, las indicaciones en realidad aumentada forman parte de un plan de futuro de Google Maps, que buscará que los usuarios puedan planear viajes enteros a través de su app.