By
Cecilia Díaz Betz

Oficialmente, esta noche se inauguran los festejos navideños con una cena-bacanal comúnmente conocida como Nochebuena. Ambiente familiar, villancicos, regalos si en tu casa sois más de Papá Noel y turrones con cava como si no hubiera mañana. Después de semejante festín, a unos les quedan ganas de salir a darlo todo, pero la gran mayoría sabemos que no hay forma humana de despegarnos del sofá. Si estás en este segundo grupo digestivo y después de la cena nunca sabes qué demonios hacer -porque lo de irse a la cama pronto tampoco es una decisión muy sensata-, el post de hoy te interesa y mucho.

Izaro Bo hace repaso de un año en el que las series han brillado especialmente por algunas interpretaciones memorables

Qué mejor planazo navideño que empezar una de esas series que todos tus amigos, amantes y conocidos llevan insistentemente todo el año rogándote que veas para poder analizar, con tranquilidad y sin hacer de spoiler, todos los entramados habidos y por haber. Pues bien, estáis de suerte, porque en la redacción de Good2b tenemos a una yonki de las series, una máster en la materia y devoradora de este popular formato. Con todos ustedes, Izaro Bo. Os hace un repaso de un año muy especial en el que las series han brillado por algunas interpretaciones memorables. Si no las has visto, cualquiera de estas cinco propuestas te enganchará como nunca, y en algún caso sentirás que estás viendo verdaderas obras maestras. Si con la explicación no te llega, al final del artículo tienes los trailers para acabar de convencerte. ¡Feliz nochebuena!.


1. TRUE DETECTIVE

«Porque cuesta entrar, es una serie exigente, pero como dijo David Simon, creador de la brillante The Wire, ‘¡qué se joda el espectador medio!’. Sus personajes están por encima de la trama, así que True Detective no va de resolver el caso, para eso ya está C.S.I., y quien no haya entendido esto debe estar muy decepcionado con el final de la temporada. Por su estética, su fotografía y su maravillosa banda sonora (recogida en este artículo). Por un guión repleto de referencias literarias que nos encanta descubrir. Por frases como ‘I don’t sleep. I just dream’, ‘The Michael Jordan of being a son of a bitch’ o el ya célebre discurso existencialista de Rust Cohle ‘Time is a flat circle’. Serie del año. Y punto.»


2. FARGO
«A pesar de las reservas que podía generar la idea de serializar Fargo, hemos podido disfrutar de humor negro a raudales en el spin off de una de las películas más aclamadas de los Coen. Un Martin Freeman soberbio y un cautivador Billy Bob Thornton interpretando a uno de los villanos más carismáticos e inolvidables de los últimos tiempos. ¡Queremos más!»


3. TRANSPARENT
«Transparent tenía claramente varios elementos para, como mínimo, llamarnos la atención. Pero la honestidad, el respeto y la valentía con la que Jill Solloway (conocida por su participación en Six Feet Under y que se ha inspirado en su propia biografía para escribir Transparent) desnuda emocionalmente a sus personajes en pantalla nos deja sin palabras, por no hablar de la interpretación Jeffrey Tambor. ¡Toma ya!»


4. OLIVE KITTERIDGE

«Miniserie de cuatro capítulos que adapta la novela homónima de Elizabeth Strout, ganadora del Pulitzer, con una apoteósica Frances McDormand interpretando a una profesora en un pueblito de Nueva Inglaterra y más concretamente siendo una auténtica bitch. La acompañan los dos típicos tíos normales: Richard Jenkins y Bill Murray, ¿alguien necesita más motivos?»


5. THE KNICK
«Porque en contra de lo popularmente asumido, la medicina probablemente sea una de las prácticas menos científicas que existen, en el sentido de algo riguroso e infalible. Un rudo Clive Owen interpreta al doctor Thackery, un workaholic de principios de siglo, solitario y obsesionado con sus experimentos, drogadicto, racista, ¡una joya! Steven Soderberg se marca un Fukunaga (como Cary Joji hiciera en True Detective, Soderberg dirige cada uno de los 10 episodios) y firma una de las escenas más absolutamente románticas de la temporada. Sólo por esto ya se ha ganado el puesto en el ranking.»


MENCIÓN ESPECIAL: BLACK MIRROR SPECIAL – WHITE CHRISTMAS

«Aunque como dice una amiga mía, Black Mirror empieza a parecerse peligrosamente a Cuentos Asombrosos, el especial navideño protagonizado por Jon Hamm (Mad Men), entra directamente en lo más destacado del año con otro capítulo agorero que vuelve a vaticinar un futuro incierto (pero alarmantemente cercano) en el que la tecnología ha acabado por deshumanizarnos. Charlie Brooker firma uno de los episodios más redondos que hemos visto hasta la fecha. ¡Tenemos miedo!»