By
Quim Coll

Glastonbury, indudablemente uno de los festivales de música más importantes del mundo, se ve obligado a cancelar su edición de este año debido a la pandemia del coronavirus. El festival inglés, que se iba a celebrar del 26 al 28 de junio, ha anunciado en un comunicado oficial que su edición de 2020 se cancela de forma oficial. Un hecho doblemente triste: no solo el festival había presentado su cartel hace apenas una semana, sino que además era su 50ª edición. F: Cortesía de Glastonbury

El festival Glastonbury, que iba a celebrar su 50º aniversario este junio, ha sido oficialmente cancelado debido a la pandemia del coronavirus

Así es: el festival llevaba medio siglo celebrándose religiosamente, exceptuando ciertos años de descanso auto-impuestos para conservar el entorno de Worthy Farm, el idílico espacio de Pilton en el que el festival se lleva a cabo. El último de esos años fue 2018, y 2020 seguirá su mismo camino. El fundador del festival y aún CEO Michael Eavis y su hija Emily han comunicado esta mañana a través de todos sus canales oficiales las razones por las cuales se ven obligados a cancelar el festival: por decreto del gobierno del Reino Unido ya no pueden reunir el equipo de más de 1.000 personas que trabajan en convertir la granja en un espacio habitable para los más de 200.000 visitantes que pasan por Glastonbury año tras año.

El festival, que iba a ser encabezado por Kendrick Lamar, Paul McCartney y Taylor Swift; y que también contaba con artistas como Diana Ross, Robyn, Noel Gallagher o Thom Yorke entre MUCHÍSIMOS otros (aquí el primer adelanto de su cartel), ofrece la posibilidad a todas aquellas personas que ya habían pagado la fianza por su entrada de usarla para la edición de 2021 (cabe recordar que conseguir una entrada para Glastonbury es dificilísimo). Ahora, solo queda esperar y ver qué consecuencias negativas tendrá esta cancelación para el festival, sus trabajadores, sus voluntarios, los dueños de la granja y las miles de organizaciones caritativas que trabajan junto a ellos. Un golpe duro para el panorama festivalero internacional.

Cortesía de Instagram/@glastofest

El anuncio llega poco después del aplazamiento oficial de Coachella, otro de los festivales más multitudinarios del mundo. En el panorama nacional hemos tenido dos anuncios alentadores por parte del Sónar y el Primavera Sound, que aseguran que siguen trabajando para celebrar sendas ediciones los días previstos sin descartar ninguna posibilidad. Habrá que ver cómo evoluciona la pandemia del COVID-19 para configurarnos el verano festivalero; si es que llega.