By
Marta Serra

La Navidad es tiempo de tradiciones, anécdotas y familia, y Gin MG con más de 75 años de historia y un relanzamiento de éxito el año pasado, se reafirma como una de las mejores opciones para brindar por todas ellas.

Carácter auténtico y tradicional, 100% natural, sin artificios, ni aditivos

Gin MG es una ginebra local elaborada artesanalmente en Vilanova y la Geltrú con larga tradición familiar. Se trata de una de las primeras ginebras producidas en España, y a pesar de los años -o quizá gracias a ellos- sigue defendiendo un producto 100% natural, sin artificios, ni aditivos.

Hace poco más de un año renovó su imagen y su personalidad, un cambio que habla de la esencia, de la tradición y de la calidad que la caracterizan. Esta apuesta por la autenticidad vino acompañada por la recuperación de la receta original de Manuel Giró, elaborada con cereales y enebro recogidos a mano en sus propios campos. De esta forma recuperó los 40ª iniciales y  el equilibrio y balance alcohólico que hacen de ella una ginebra extra seca capaz de conquistar a cualquiera.

De hecho, a lo largo de este 2018, la versión clásica y la de fresa se han podido ver en distintos eventos de arte, moda o fotografía, e incluso, en un paseo en globo por la Costa Brava. De esta forma, ha demostrado su versatilidad: un carácter auténtico y tradicional con una clara conexión con la actualidad.

Capaz de seducir a los más jóvenes con su renovada imagen y a los más fieles de la marca con la vuelta a los orígenes, Gin MG de bien seguro que seguirá acompañando las celebraciones durante muchos años más. Y qué mejor que brindar por las tradiciones navideñas, que se reviven año tras año y se comparten en familia, con una marca que habla, justamente, de generaciones y de recuerdos.