By
Cecilia Díaz Betz

De nuevo nos subimos a lo más alto del cielo para enseñaros un nuevo y excitante episodio de fotografía aérea de la mano de Giles Price. Este fotógrafo británico (ex-marine militar) retrató incesantemente la ciudad de Río de Janeiro entre los años 2014 y 2016, para mostrarnos la metamorfosis que estaba viviendo su diseño urbanístico con motivo de la celebración de los Juegos Olímpicos Río 2016.

Bajo el título de Morar Olimpíadas hablamos de decenas de capturas que describen a la esa transformación de la urbe brasileña

Bajo el título de Morar Olimpíadas, hablamos de decenas de capturas que describen a la perfección esa transformación de la importante urbe brasileña, no solo a nivel espacial, sino también social. Descampados con las huellas de camiones y excavadoras, nuevos estadios, pistas, hoteles, barrios para alojar a los deportistas, saneamiento de zonas, desahucios y un sinfín de obras más, que marcaron un antes y un después en la vida de Río de Janeiro. También, por supuesto, Giles Price nos enseña el contraste y las claras diferencias entre por ejemplo, los barrios de favelas y los de alto standing plagados de piscinas privadas, poniendo así de manifiesto la lejanía entre mundos y lo utópico y desmesurado de gastarse tantísimo dinero para poder celebrar las dichosas Olimpiadas.

Sin embargo, además de lo chocante de la propia transformación del suelo urbano, y todo lo que implicó socialmente, el hecho de retratar el cambio a través de fotografía aérea le otorga un plus estético sin igual, pero también un alejamiento tal, que evidencia aún más lo ilógico y lejano de llevar a cabo esas descomunales obras e infraestructuras en un país como Brasil.

Podéis ver más trabajos de Giles Price haciendo click aquí.