By
Cecilia Díaz Betz

Si había una publicación que estábamos ansiosos por volver a tener en nuestras manos, esa era, sin duda, Fuet Magazine. Estábamos sentados en la mesa, servilleta debidamente colgada al cuello, cubiertos en modo amenazante y esperando los manjares como si no hubiese mañana. Nos sonaban las tripas de hambre, sed y ansias de nuevas historias, fotografías de ovación, y curiosas anécdotas en torno a la comida. El primer número, Rituals, fue un regalo para los paladares más exquisitos en cuanto a la comunión entre comida, arte, periodismo y diseño se refiere. De hecho, debería corregir el título, sería más correcto decir: food & magazine lovers, Fuet Magazine, está a punto de salir del horno. El próximo 1 de diciembre, podréis hacer colas en vuestras habituales librerías de culto, kioskos molones o colapsar su web para haceros con vuestro codiciado nuevo ejemplar, Icons.

Si con Rituals la gozamos de principio a fin, el nuevo número de Fuet Magazine, Icons, seguro que se convierte en nuestra perdición y antojo permanente

Si con Rituals la gozamos de principio a fin, el nuevo número de Fuet Magazine, Icons, seguro que se convierte en nuestra perdición y antojo permanente. Más páginas, más contenidos y doble portada dedicada en cuerpo y alma a los iconos en torno a la comida. Un reinventado Mr. Potato con cuerpo de batata nos augura una muy buena exaltación de la gula, pero si vemos a su colega y hermana berenjena, la ovación es de traca. Y esto es sólo el principio, en su interior encontraréis las obras de arte pop más suculentas, una entrevista al diseñador industrial Martí Guixé, un homenaje a los cocineros más célebres de la televisión, un menú muy particular elaborado por el estudio londinense Bompas & Parr, una oda a la gran Carmen Miranda, y un contenido que me ha hecho especial ilusión y muero por devorar, un viaje a los inquietantes misterios gastronómicos de Twin Peaks (Gracias María Arranz, esto es obra tuya seguro). Sólo nos queda decir, ¡qué aproveche!