By
Marta Serra

Las obras de Franz West llegan a la Tate Modern de Londres en una de las exposiciones más completas del artista en el país y ponen de relieve su actitud irreverente y bromista en una nueva relación entre el arte y el espectador.

Obras para ser manipuladas, perspectivas irreverentes y estética punk en ‘Franz West’

‘Franz West’ es la primera retrospectiva póstuma del artista, cerca de 200 trabajos llenos de color, subversión y materiales con usos de lo más diversos. Con el humor y la participación activa del espectador como ejes centrales de su proyecto artístico, West contribuyó a generar una nueva perspectiva de la recepción artística.

Passstücke mit Box und Video 1996

La colección Passstücke (Adaptives), es un ejemplo de ello, una serie de esculturas diseñadas para ser manipuladas por el público. Más adelante, instalaciones, muebles y otras de sus esculturas, como Passstücke mit Box und Video 1996 o Epiphany on Chairs 2011, invitaban al espectador a utilizar el material artístico para convertirse, ellos mismos, en parte de la obra.

Epiphany on Chairs 2011

La exposición cuenta también con las icónicas Legitimate Sculptures, hechas de papel maché, obras irreverentes que tenían como objetivo crear experiencias visuales viscerales, repulsivas y atractivas a la vez. West también empleaba el arte de la palabra para proponer perspectivas inesperadas de sus trabajos. Una de las salas de la muestra está dedicada a Redundanz 1986, un ensamblaje de tres piezas acompañadas por un enigmático texto que deja entrever el componente filosófico de sus creaciones.

Redundanz,1986

‘Franz West’, comisariada por Mark Godfrey y Christine Macel, y que cuenta con la colaboración de la artista Sarah Lucas, se podrá ver hasta el 2 de junio en la Tate Modern.

Mostly West, exhibición de las obras de Franz West, 2004

Esculturas, muebles o collages abstractos y de estética punk que sitúan a West como uno de los artistas más influyentes de los últimos 50 años.

Más información en la página web.