By
Cecilia Díaz Betz
Ingenuos seríamos si pensásemos que el Sónar ya había desvelado todo lo referente a su edición número 25. Y podría ser que, en lo que a cartel se refiere, esté casi finiquitado al 99% (siempre hay bombazos de última hora). Sin embargo, lo que nadie se esperaba es que entre las grandes sorpresas, se encontraba una exposición-retrospectiva de la evolución de la tan icónica, característica y decididamente transversal imagen del festival a lo largo de este cuarto de siglo.
Bautizada como NI FLYERS NI PÓSTERS. 25 años de imagen Sónar, nos plantea un recorrido experiencial en formato multi-instalación en la que se busca escapar de la exhibición cronológica para apostar por la inmersión total en el subversivo imaginario visual del festival, y por tanto, en el de su co-director y autor de las campañas, Sergio Caballero.
Vídeos, esculturas, instalaciones y fotografías que “desdibujan, cuestionan y trastocan la realidad del espectador y desafían sus memorias de 25 años de imágenes de Sónar”
La muestra se instalará en el Centre d’Art Tecla Sala de L’Hospitalet del 24 de mayo a al 23 de junio, y contará con al rededor de 50 piezas que, hablando de alguien con una creatividad tan exacerbada como Caballero y teniendo en cuenta el título que le han puesto, lo último que encontraremos serán pósters enmarcados y colgados de las paredes. Efectivamente, tal y como han anunciado desde el festival, la exposición presentará “obras que evocan y no reproducen”. Hablamos de toda una serie de vídeos, esculturas, instalaciones, documentación y fotografías que “desdibujan, cuestionan y trastocan la realidad del espectador y desafían sus memorias de 25 años de imágenes de Sónar.”

Así que ingenuos seríamos de nuevo si, por un momento, pensáramos que la exposición que recorre la iconografía del Sónar durante 25 años iba a ser algo convencional en fondo y forma. De hecho, no sólo nos presentarán la cosmología surrealista, paranormal, excéntrica, maravillosa y fascinante de Sergio Caballero a través de sus filias, fobias, obsesiones y adoraciones, sino que además se planteará cuestiones referentes a la estética, la obra de arte y la mitomanía. Un total de 10 salas donde se llevará a cabo un juego sobre la mitificación y la desmitificación de la obra de arte empezando por esos padres de los organizadores, a la familia con incontinencia urinaria, pasando por las gemelas telequinéticas, Maradona y su mano de Dios, los héroes del tuning, La Pajarraca o los fantasmas de Finisterrae, entre muchos otros.
 
Más info sobre NI FLYERS NI PÓSTERS. 25 años de imagen Sónar haciendo click aquí.