By
Cecilia Díaz Betz
img001
img004
00050_292
elena-9
heridadegato-46
lle-18
sans-nom-1
heridadegato-38
heridadegato-41
sans-nom-20
cheveux_01
goethe_29_1
metal-29
untitled11
victoire-18
fleurs_8
zoe_02

Enfrentarse por mi primera vez al trabajo del dúo de fotógrafos neoyorquinos Florence & Nicolas supone la vivencia de una experiencia sensorial casi completa.

Sus imágenes rebosan color a borbotones, presentan maquillajes excesivos y descontrolados, pero sobre todo, nos enseñan personas reales

Todas sus imágenes tienen algo que sorprende, engancha, provoca, perturba, e incluso, molesta. Porque nuestras retinas se han acostumbrado a mirar un mundo edulcorado, jodidamente perfecto, inventado, intervenido y depilado. No obstante, si permaneces ante la descomunal visión de la moda de este tándem artístico y real (son pareja desde hace 10 años), llegas a desentramar todo un discurso reividicativo, vitalista, certero, que nos recuerda el circo en el que nos hemos metido. Sí, sus imágenes rebosan color a borbotones, presentan maquillajes excesivos y descontrolados, pero sobre todo, nos enseñan personas reales. Y es en esa hiperrealidad donde uno se da bruces, se le erizan los pelos y ya no puede desengancharse.

Nicolas lleva la batuta fotográfica y Florence es la directora creativa y además, fundadora de la revista Novembre, en la que ambos publican su trabajo de manera regular. Puedes ver más trabajos haciendo click aquí.