By
Izaro Bo

A poco menos de un mes de que arranque la segunda edición de Filmadrid, un festival que recibíamos hace un año en la capital más felices que unas castañuelas, la organización ha desvelado la programación y actividades paralelas que tomarán distintos espacios de Madrid entre el 2 y el 11 de junio. Se trata de una selección de cine de autor compuesta por más de 60 filmes internacionales, 33 de los cuales se presentan en secciones competitivas. Un repertorio de películas que el público madrileño podrá ver por primera vez en la ciudad y que cuenta con 3 estrenos a nivel mundial, así como 16 títulos que se proyectarán por primera vez en España. La organización de Filmadrid se ha mostrado muy satisfecha e ilusionada con lo que consideran un salto cualitativo frente a su primera edición y confían una vez más en la buena acogida del público.

Sólo podemos ser fans de un festival en el que Sokurov se plantea como la propuesta más mainstream

Para la inauguración y clausura, Filmadrid contará con dos películas de órdago: Francofonia del ruso Aleksandr Sokurov, que acaba de proyectarse en el Festival de Cinema D’A y 11 minutes del polaco Jerzy Skolimowski. El festival también homenajeará a la recientemente desaparecida Chantal Akerman con la proyección de No home movie, en la que la cineasta belga hace un retrato bastante irregular del desarraigo a través de la figura de su madre. Los otros protagonistas de las proyecciones especiales serán los norteamericanos Thom Andersen y Frederick Wiseman, cuya última obra, el documental In Jackson Heights, fue uno de los favoritos del público en la última edición de Americana Filmfest.

filmadrid-1

Así pues, Filmadrid cuenta este año con nombres de impacto internacional y la eclipsante presencia de uno de los críticos norteamericanos de mayor prestigio y recorrido, pues ha llegado a ser asistente de Jacques Tati e incluso extra en alguna película de Bresson. Sus escritos teóricos, sus esfuerzos por hacer visible el cine internacional dentro de Estados Unidos, y su talento a la hora de programar, lo han convertido en un referente indispensable del panorama cinematográfico. Hablamos nada más y nada menos que de Jonathan Rosenbaum, que impartirá un curso en el marco del festival.

El prestigioso crítico y teórico Jonathan Rosenbaum impartirá un curso en el marco del festival

Filmadrid despierta nuestra vena macarra porque sólo podemos ser fans de un festival en el que Sokurov se plantea como la propuesta más mainstream. A pesar de una firme vocación por impulsar el cine de autor y las creaciones de nuevos cineastas que aplaudimos, Filmadrid presenta una programación excesivamente hermética o especializada para un público amplio y se constituye como un certamen que hará las delicias de críticos y entendidos en concreto y de los valientes en general. En todo caso, tenemos confianza ciega en el criterio de sus programadores y animamos a los curiosos a arriesgar, experimentar y asomarse a las salas aunque no tengan ni pajolera idea de lo que van a ver. Si es ¡Filmadrid approved!, es garantía de calidad.

La programación cuenta con 60 filmes internacionales de los cuales 16 son estrenos en nuestro país

Dentro de la competición Oficial sentimos debilidad por la insólita John From de João Nicolau (Portugal, 2015), que acaba de recibir la mención especial del jurado oficial del D’A y que nos encanta por su frescura y sensibilidad, por su humor y su acercamiento al coming-of-age sin falsas trascendencias, así como por su ruptura con la narrativa tradicional. También nos encontramos con un viejo amigo del festival, Lav Diaz, a quien Filmadrid dedicó uno de sus Focos en la primera edición. El cineasta de las pelis eternas presentará, contrariamente a lo que nos tiene acostumbrados, The Day Before The End ( Filipinas, 2016), que sólo dura 14 minutos. Está claro que su cine no atiende a tiempos. Dentro de la sección competitiva Vanguardias, dedicada al cine experimental, no nos perderemos la pieza de Albert Alcoz, Espectro cromático (España, 2016) ni lo último de Lois Patiño, Noite Sem Distância (Portugal/España, 2015), que también podrá verse en Barcelona de la mano de Hamaca.

La sección Focos, consagrada a cineastas de gran relevancia cuyas películas permanecen prácticamente inéditas en Madrid, dedicará sus retrospectivas al brasileño Júlio Bressane, al italiano Pietro Marcello, y al belga Boris Lehman. La sección Pasajes de Cine, en su afán por impulsar a jóvenes cineastas nacionales, mostrará los trabajos de diversos artistas que fluctúan entre la ficción, el documental o el videoarte. Nuestros favoritos son Listen to Me de la fotógrafa Carla Andrade, No Cow on the Ice de Eloy Domínguez Serén, que lleva ya un largo y exitoso recorrido por el circuito de festivales, y Tout le monde aime le bord de la mer de Keina Espiñeira.

La sección Vanguardias Live volverá a tomar las calles de Madrid

Por último, la sección Vanguardias Live, una de las actividades más novedosas de la propuesta, permite que el festival no se limite a las salas de proyección y sacará el cine a distintos rincones de Madrid en forma de performances. En esta ocasión, los realizadores elegidos son los españoles Javier Rebollo, que contará con la participación del collagista y diseñador Dani Sanchís, un sólido Lluís Miñarro en colaboración con el realizador Pol Aregall, Luis López Carrasco junto con dos actores de la compañía Artes Verbénicas, y el japonés Takashi Makino. Y recordad amigos, ¡el que no arriesga no gana! ¡Todos al cine en junio! Podéis encontrar más info y adquirir vuestras entradas aquí.

WEB FILMADRID_CALL FOR ENTRIES NdP