By
Sandra Navarro Bejerano

Podemos acusar a la fotógrafa turca Eylül Aslan de disfrutar con la provocación, de coquetear con la absurdidad y de ser, para decirlo de algún modo, una excéntrica de tomo y lomo; pero desde luego nadie le podrá negar que es un hacha en el arte de la composición. Su portfolio es un auténtico paraíso para los amantes de la  perfección técnica y a su vez, despierta en nuestro paladar el sabor delicioso de lo que se atreve a ser nuevo.

Las imágenes que muestra desprenden erotismo y extrañeza a partes iguales

Las fotografías de Eylül tienen, como materia prima, la representación de la feminidad, la sensualidad y la complejidad de los cuerpos. Todo esto, eso sí, lo plantea desde una perspectiva rompedora, con un estilo fresco y muy exclusivo que muchas veces roza al más puro ridículo. Las imágenes que muestra desprenden erotismo y extrañeza a partes iguales.

Como si se tratara de un juego de niños, Aslan introduce en sus fotografías elementos inesperados: brillos, pizzas, confeti, chicles a medio mascar. Esto, junto a un juego compositivo de luces cálidas, crea una atmósfera de frescura y al dinamismo, donde predominan los colores  vivos y una exposición de ángulos inesperados.

Lo que se sugiere siempre es mejor que lo explícito, según dicen, y con poco, Eylül dice mucho. Se considera una fotógrafa de fondos minimalistas: sus modelos suelen descansar sobre espacios sin recargar, muchas veces adoptando posiciones imposibles que, si bien entran en la categoría de lo absurdo, logran crear un efecto estético ultrapotente.

Déjate sorprender por la página web de esta tremenda fotógrafa turca, no tiene desperdicio.

¿Te apetecería conocer a otra fotógrafa rompedora que explora la feminidad? No te pierdas el trabajo de Remy Holwick.