By
Quim Coll

Este viernes pasado os contábamos que el power trio americano Ex Hex había vuelto a las andadas con un nuevo disco, It’s Real. El disco ha estado en repeat en nuestras casas y cabezas durante todo el fin de semana, y es que es un testamento perfecto de que el punk riot está más vivo que nunca.

Ex Hex se han inclinado hacía el glam rock en ‘It’s Real’, un segundo álbum a la altura de su maravilloso debut

Ex Hex es una banda de Washington formada por Mary TimonyBetsy Wright y Laura Harris. Debutaron en 2014 a traves de Merge Records con el excelente Rips, en el que cultivaron un sonido fresco y descarado y con el que giraron extensamente por todo el mundo, pasando incluso por nuestro país en el marco del Primavera Sound 2015.

Cinco años después, las riot grrl han vuelto con It’s Real, publicado a través del mismo sello. Todos sabemos lo peligrosos que pueden llegar a ser los segundos discos; muchas bandas han naufragado tras un debut alabado por crítica y público por muchos motivos diferentes: falta de originalidad, exceso de ella, cambios en el sonido, en la formación… pero este no ha sido el caso de las Ex Hex.

De izquierda a derecha, Ex Hex son Mary Timony, Laura Harris y Betsy Right. © Rolling Stone Magazine

Las de Washington nos han demostrado con su segundo álbum que segundas partes pueden ser buenas, e incluso mejores, que las primeras. No nos malinterpretéis: el debut de Ex Hex sigue siendo una pasada, pero nos encanta como Timony y las suyas han sabido expandir sus horizontes musicales cambiando la fórmula de grabación y producción para contar historias nuevas que retumban como un trueno a través de los altavoces.

Y es que las arrolladoras líneas de guitarra de Mary Timony siguen siendo la base de las canciones de Ex Hexriffs como los de la primera canción del disco, ‘Tough Enough, o como las de ‘Good Times’, nos hacen pensar que Timony es una de las guitarristas más infravaloradas de nuestra generación, bebiendo directamente de la influencia de artistas como Joan Jett o las Sleater-Kinney (con quién, por cierto, compartió grupo en Wild Flag).

Mary Timony, líder de la banda, tocando en el Primavera Sound 2015. © Lee Hammond

Evidentemente, las líneas de bajo de Betsy Wright y la batería de Laura Harris, que suenan con contundencia y confianza, contribuyen a que It’s Real suene a la altura de su predecesor. El cambio es consistente: mientras en Rips el grupo sonaba punk, en It’s Real se inclina más hacia el glam rock, sin perder una pizca del poder reivindicativo de la banda ni de aquello que hizo de su debut algo tan especial en 2014. Esperemos que sigan por ese mismo camino: el de hacer lo que les de la real gana. ¡Estaremos escuchando!