By
Nuria Candela López

Una habitación propia. Federico Gracia Lorca en la Residencia de Estudiantes, 1919-1936 es el título de la muestra, que podrá visitarse en la Residencia de Estudiantes de Madrid hasta el 27 de julio. La iniciativa surge a raíz del futuro traslado del legado del poeta que custodia la Residencia desde 1986, al Centro Federico García Lorca de Granada.

Una muy buena oportunidad para acercarse al universo lorquiano y a los años vividos en su querido Madrid

El título, Una habitación propia, hace referencia al ensayo de la escritora Virginia Woolf  sobre la necesidad de tener una habitación propia para escribir; habitación que el granadino ocupó en la Residencia en uno de los momentos culturales más importantes del último siglo en nuestro país.

En la exposición encontramos  manuscritos, cartas, fotografías, dibujos y pinturas pertenecientes a la Fundación Federico García Lorca, la Residencia de Estudiantes y el Museo Reina Sofía, que ha prestado tres cuadros de Dalí que el pintor regaló al poeta y que la familia del autor del Romancero gitano vendió a este Museo para poder pagar la Fundación.

También se exponen cuadros de Rafael Barradas, José Moreno Villa, Benjamín Palencia, Manuel Ángeles Ortiz y José Caballero, entre otros.

Entre las cartas encontramos una de 1922 que el escritor escribió a sus padres tras el fracaso de su primer libre en el que les pedía que le dejasen quedarse en Madrid : “Yo es que he nacido artista, como el que nace guapo, como el que nace cojo… Si me devolvéis a Granada, me ahogo”.

En otra de ellas pone de manifiesto la importancia de la Residencia ya que fue su laboratorio artístico y centro de sociabilidad donde vivió con sus amigos artistas. Se la envía a su amigo Salazar, y en ella le dice: “¿Ves?… Este año tengo mala suerte, estoy encendío como una rosa de cien hojas, pero la realidad me encierra en su casa fea. Me escriben de la Residencia diciéndome que no tienen habitación. ¡Esto es terrible!, ¿cómo voy yo a irme a otra parte? Me asustan los ambientes Baroja y Galdós, la patrona, el estudiante vicioso…: ¡qué horror! Pues no digamos nada los ambientes Zamacois, etc…: ¡es horrible! Así pues, hasta que tenga habitación solo en la Residencia no voy a Madrid… ¡Qué pena! (…) Si tú puedes con tu influencia hacer que Jiménez (¡es tonto!) me haga sitio… por más que ¡está todo lleno! Tengo mala sombra. Y me hace falta salir, ¿lo oyes? Yo me ahogo. Este ambiente provinciano terrible y vacío llena mi corazón de telarañas”.

Una muy buena oportunidad para acercarse al universo lorquiano y a sus años en su querido Madrid, antes de que estos, sean trasladados a su Granada natal.



Detalles

  • Qué: Una habitación propia, Lorca & la Residencia de Estudiantes
  • Cuándo: Hasta el 27 de julio //Horario: de lunes a sábado de 11 a 20 h. Domingos y festivos de 11 a 15 h.
  • Cuánto: Entrada libre
  • Dónde: Residencia de Estudiantes