By
Marta Serra

¿Tiene género el movimiento? ¿Se puede crear una danza sin género? Los pasos y poses de la danza española se entremezclan en La Oscilante para cuestionar la construcción del género y los roles estereotipados. El bailarín Pol Jiménez, bajo la dirección de Juan Carlos Lérida, propone la creación de un nuevo lenguaje, que oscila constantemente entre lo masculino y lo femenino.

Jiménez rompe cos roles de género y oscila entre lo curvo y lo recto, lo lineal

El 16 y 17 de noviembre, esta propuesta artística de investigación entorno la alteridad llega en la sala Hiroshima. Con una técnica impecable, el bailarín formado en Conservatorio Profesional de Danza, se deshace de los roles de género y oscila entre lo curvo y lo recto, lo lineal y lo discontinuo a través de acciones como soltar, ceder y colocar.


© Rita Gratacòs

Fragmentación y recomposición del movimiento para crear un cuerpo agénero en el marco de la danza española y el flamenco. Una reivindicación social que emplea el baile como acto de transformación.


Pol Jiménez fotografiado por Guillem Pacheco

El 19 de noviembre, el artista nos propone un workshop donde seguir investigando entorno el concepto ‘agénero’ dentro del contexto de la danza española. La improvisación será la herramienta de trabajo con la que los participantes vayan más allá de los códigos femeninos y masculinos establecidos para crear una nueva danza, sin género. Hazte con tu entrada aquí.



Detalles

  • Qué: La Oscilante en Hiroshima
  • Cuándo: 16 y 17 de noviembre. 20:30h
  • Cuánto: A partir de 15€
  • Dónde: Carrer de Vila i Vilà, 67, Barcelona [Metro Paral-lel]