By
Nuria Candela López

Hasta el 31 de mayo, Bernal Espacio Galería, acoge la exposición fotográfica Francesca Woodman. Ausencia / Presencia. Un total de treinta imágenes de la artista americana tomadas durante los años 1972 hasta 1981 y cuya temática gira en torno a la ausencia y la presencia.

 Imágenes en blanco y negro y a color en las que todo gira alrededor de la antítesis ausencia-presencia; entre el yo soy- yo no soy, entre el hay- no hay

La muestra formada por una treintena de fotografías incluye obras realizadas durante su adolescencia, sus años de formación, y su última etapa en Nueva York.  Imágenes en blanco y negro y a color en las que todo gira alrededor de la antítesis ausencia-presencia; entre el yo soy- yo no soy, hay- no hay; donde la representación siempre está en el  límite entre lo real y lo fantasmagórico, la lejanía y la cercanía, con su cuerpo desapareciendo, o fundiéndose en el entorno.

Woodman nos enseña que el ser humano está inmerso en un mundo de signos, de esa manera la ausencia también esconde sus significados, más allá de lo que no es o no está,  por ello la imagen se niega a permanecer inmóvil, todo se muestra evanescente.

Fugacidad, magnetismo, misterio, melancolía, delicadeza; son rasgos que encontramos frente a sus fotografías

En todas sus imágenes predomina una estética decadente; lugares antiguos, en declive, ricos en efectos de luz y texturas; escogiendo minuciosamente cada uno de los objetos que aparecía en sus sets, donde transmitir sus influencias del surrealismo, su amor por Italia, la Historia del Arte y los escenarios decadentes, románticos y guardianes de mil historias. En este ambiente, también se encontraba muy a gusto frente a la cámara; camuflada entre las paredes, el mobiliario o mostrándose a través de un cristal.

En sus propias palabras: “Estoy interesada en la manera en que la gente se relaciona con el espacio. La mejor manera de hacerlo es representar su interacción con los límites de ese espacio… Gente convirtiéndose o emergiendo del ambiente”.

La mujer como artista y como sujeto de la obra, una modelo en movimiento que rompe con el rol que le ha sido asignado

Fugacidad, magnetismo, misterio, melancolía, delicadeza; son rasgos que encontramos al detenernos frente a sus fotografías, donde es inevitable sentir nostalgia y fragilidad por el desvanecimiento del ser.

Una obra compleja en la que reivindica la conciencia del cuerpo femenino y la importancia de la representación. La mujer como artista y como sujeto de la obra, una modelo en movimiento que rompe con el rol que le ha sido históricamente asignado, haciendo una disyunción entre el ser y su representación.

No desaproveches la oportunidad de ver las fotografías de una de mujer que se fue demasiado pronto porque su vida en este punto es como un sedimento muy viejo en una taza de café y preferiría morir joven dejando varias realizaciones… en vez de ir borrando atropelladamente todas estas cosas delicadas.

Estas fueron las palabras que escribió en la carta que dejó justo antes de tirarse por una ventana el 19 de enero de 1981. Tenía 22 años.

Más info aquí.



Detalles

  • Qué: Francesca Woodman, la antítesis Ausencia-Presencia
  • Cuándo: Del 26 de abril al 31 de mayo
  • Cuánto: Entrada libre
  • Dónde: Bernal Espacio Galería