By
Gemma Mondéjar

Del próximo 3 de julio al 24, la Casa Encendida presentará una nueva edición de su clásico ciclo de cine y coloquios: Encerrados. Espacios sin salida. Como podemos intuir por el título, cada martes y jueves del mes de julio se presentarán películas en las que el hilo conductor será la sensación de estar encerrado, ya sea de manera metafórica o literal.

El ciclo de cine de la Casa Encendida girará entorno a la sensación de encierro

No solo te sientes atrapado en un lugar físico, sino que esa sensación de estar enjaulado y de no ver la salida es algo que podemos vivir en nuestro entorno más cercano o, incluso, en nuestra propia cabeza. Encerrados. Espacios sin salida, mediante siete películas y una gran variedad de temáticas, pretende sacar a la luz esa sensación de encierro que se apodera de nosotros de manera inevitable. A continuación hacemos un repaso de los films que incluirá este ciclo de cine:

3 de julio – César debe morir, de Paolo y Vitorio Taviani

Rodada en un escenario real, la película muestra como un grupo de presos ensayan Julio César, obra de William Shakespeare para poder representarla posteriormente en el salón de actos del centro penitenciario.

5 de julio – El hijo de Saúl, de László Nemes

Con una temática más dura y sobrecogedora, este film relata 48 horas de la vida de Saúl, un prisionero del campo de concentración de Auschwitz en el que, por obligación, debe trabajar en las cámaras de gas y en el crematorio.

10 de julio – Después de nosotros, de Joachim Lafosse

Bajo una perspectiva más cercana a nuestro día a día, Después de nosotros nos deja ser partícipes de la separación sentimental de María y Boris, personajes que están condenados a seguir compartiendo la vivienda por cuestiones económicas.

12 de julio – La por, de Jordi Cadena

Profundizando en la sensación de agonía y encierro, Jordi Cadena nos trae un film que plasma el miedo de una madre y de dos niños ante la violencia de género ejercida por el padre.

17 de julio – Yo, Daniel Blake, de Ken Loach

Esta película empieza con la pantalla en negro y dos voces: la de Daniel Blake y la de una funcionaria que se aferra al protocolo y a la burocracia deshumanizada. Yo, Daniel Blake, nos hará reflexionar sobre las injusticias que vivimos a diario y sobre la frialdad con la que se manejan temas y derechos vitales.

19 de julio – Gett: El divorcio de Viviane Amsalem, de Ronit Elkabetz y Shlomi Elkabetz 

A pesar de que el film sucede entre la sala del tribunal y la sala de espera, se percibe claramente la angustia de Viviane, una mujer israelí a la que su marido no quiere concederle el divorcio.

24 de julio – Una segunda madre, de Anna Muylaert

Al más puro estilo de una tragicomedia, Una segunda madre relata la historia de Val, una asistenta interna en la casa de un matrimonio de Sao Paulo que verá como todo cambia cuando llega su hija, a la que dejó trece años atrás bajo el cuidado de unos familiares.

Además de estas siete películas, después de la proyección de cada una de ellas, los asistentes podrán disfrutar de un coloquio impartido por profesionales en los que se desarrollarán los temas tratados en el film.

Aquí podéis encontrar más información sobre el evento.



Detalles

  • Qué: Ciclo de cine: Encerrados. Espacios sin salida
  • Cuándo: Del 3 al 24 de julio
  • Cuánto: 3€ por sesión
  • Dónde: La Casa Encendida