By
Lucía Morales

Hay quien dice que Yorgos Lanthimos comienza a adentrarse en el mainstream tras el rodaje de La favorita (The Favourite), una sátira monárquica ambientada en el siglo XVIII, concretamente durante el corto y atropellado reinado de Ana de Gran Bretaña (1702- 1714), la primera soberana de Gran Bretaña al unir bajo su corona Inglaterra y Escocia. Desde luego aplaudo que esta superproducción haya reunido a Olivia Colman, Rachel Weisz, Emma Stone, que realizan unas actuaciones de gran altura. 

Una sátira dieciochena en la que Olivia Colman, Rachel Weisz, Emma Stone realizan unas actuaciones de gran altura

Es la primera vez que el autor de ‘Canino’ (2009), ‘Langosta’ (2015) o ‘El sacrificio de un ciervo sagrado’ (2017) no firma el guión de una de sus películas, pero no resulta difícil afirmar que desde la primera escena -la sirvienta, Emma Stone, cayéndose de un carruaje de cabeza a una pila de heces- puede advertirse la mirada del griego en cada escena y desde cada ángulo de la cinta. La favorita, al contrario que sus anteriores ‘Canino’ o  ‘Langosta’, ofrece un ritmo más acelerado, quizás con la intención de enclavarse en el sopor que podría ofrecer una historia ambientada en la realeza, convirtiéndola en una narración bastante punk y misántropa sobre el trío sexual protagonizado por Ana de Gran Bretaña (Olivia Colman), Sarah -la duquesa de Marlborough- (Rachel Weisz) y su prima Abigail -Baronesa de Masham- (Emma Stone) venida a menos que llega a la corte en calidad de sirvienta.


La duquesa de Marlborough (Rachel Weisz) a la izquierda y Ana de Gran Bretaña (la gran Olivia Colman) a la derecha. Foto: Allstar/FILM4

Esta sátira descarnada de Lanthimos, ambientada en largos pasillos y las opulentas estancias del castillo de Windsor muestra las relaciones de poder que surgen entre la monarca, la duquesa y la sirvienta, en un entorno frío y deshumanizado, con pelucones, clavicordios, carreras de patos y las juergas de la corte, que Ana de Estuardo, interpretada por una excelsa Olivia Colman, era incapaz de soportar, ya que sus ataques de gota le impedían participar. La duquesa de Marlborough, que apoyaba a la facción política de los Torys, se valía de sus artes amatorias para influir en las decisiones políticas y presupuestarias de la monarca.


Uno de los fiestorros que se montaban en la corte de Ana de Gran Bretaña. Foto: Allstar/FILM4

Una noche, la sirvienta advierte la relación que mantienen la monarca y la duquesa y comienza a trazar un plan para desbancar a Sarah en el puesto de la favorita, y beneficiar así a los Whigs, el partido más progresista de la cámara británica. En juego estaba la participación de Inglaterra en la Guerra de Secesión española y la vanagloria militar del marido de Sarah, el duque de Marlborough.


Abigail (Emma Stone), a la derecha, en pleno acto de supervivencia y ambición, decide conquistar a Ana Estuardo. Foto: Allstar/FILM4

De repente, Sarah encuentra en la nueva sirvienta una clara competidora por los favores de la reina, y comienza la tragedia: iniciándose una carrera de fondo entre ambas en una pista plagada de crueldades, zancadillas y unos entramados psicológicos que Lanthimos recrea como nadie en una cinta en la que se muestra al sujeto femenino en una posición de hegemonía similar a la de aquella época, en la que las mujeres no solo contaban con el poder político, también contaban con una notable influencia en la opinión pública.


Los Wighs, en la oposición, intentaban frenar la subida de impuestos al pueblo para sufragar los gastos de la guerra. Foto: Allstar/FILM4

Resulta interesante cómo el director muestra a la mujer en una historia en la que los hombres aparecen ultramaquillados, con unos pelucones imposibles y una posición meramente secundaria, en comparación con las mujeres, con atuendos más naturales y que cuentan con el peso decisivo y marcan el ritmo en la cinta y en cualquier escenario que se precie de la misma: la mesa, en el prostíbulo, en palacio o una nación.

La favorita, ha triunfado en Venecia y Toronto y los Globos de Oro, y está nominado a prácticamente todas las categorías de los Oscar. Circula en las salas comerciales españolas desde el 18 de enero.