By
Cecilia Díaz Betz

Si hay algo que siempre ha caracterizado a la firma barcelonesa Desigual ha sido ese espíritu aventurero y rompedor. Llegaron al mundo en 1984 y desde entonces, con la diferenciación y el positivismo por bandera, han conseguido forjarse una gran historia en el mundo de la moda, llegando a convertirse en una firma internacional con presencia en más de 100 países. Ahora, 34 años después, el universo Desigual ha emprendido un importante y excitante viaje transformador con el que busca continuar esta aventura desde una nueva perspectiva: #aNewDesigual, apoyándose en tres pilares y siguiendo el curso de los días.

Desigual ha emprendido un importante y excitante viaje transformador apoyándose en tres pilares

Para empezar, fichar al artista francés Jean-Paul Goude como Artistic Advisor de la firma, supone toda una declaración de intenciones del camino transversal que han decidido escoger esta vez. En tan solo 6 meses, su toque mágico se nota a leguas tanto en la renovada imagen de la firma, como en su campaña SS18. Y la fórmula era sencilla, no dejar de lado los grandes pilares que siempre ha reivindicado y defendido la marca: diversidad, eclecticismo y originalidad.

Para acompañar toda este nueva esencia, en diseño también había que llevar a cabo un cambio, y siguiendo los mismos parámetros instaurados por Goude para la imagen, las prendas ahora busca volver a sus raíces, pero renovadas con el cariz contemporáneo. Aparecen así nuevos materiales, modelos y prints, colaboraciones con artistas y diseñadores afines a Desigual como Christian Lacroix, y se recupera y reedita la primera chaqueta de denim que lanzaron en 1984 obra de Thomas Meyer, como emblema de esta metamorfosis e icono del mundo Desigual. Un modelo de cazadora unisex y oversize muy especial, que han traído de vuelta a nuestros días en forma de edición limitada y numerada.

El contenido está claro que ha pegado un gran cambio, sin embargo, el tridente se completa con el continente. Las tiendas físicas de Desigual también comienzan una nueva era mirando también a sus raíces: el Mediterráneo y el reflejo de su universo handcraft.

Han reeditado la primera chaqueta de denim que lanzaron en 1984 obra de Thomas Meyer

La primera tienda en embarcarse en este metamorfosis ha sido la de Passeig de Gràcia, uno de los buques insignia de la firma en pleno corazón de la Condal. No podía ser otro más que el aclamadísimo estudio Lázaro Rosa-Violán, quienes llevasen a cabo este proyecto de renovación de interiorismo, el cual, pudimos ver en vivo y directo en el evento de re-inauguración, donde se reunió a la flor y nata de la cultura y el diseño de Barcelona, y contó con performance de Candela Capitán, directo de Brisa Fenoy y la selección musical de Anastasia Bengoechea aka Monstruo Espagueti. Una cita para celebrar que los cambios y la innovación siempre son positivos, que el espíritu rebelde y aventurero trae muchas alegrías, y que a Desigual le queda mucha historia por delante como #aNewDesigual.