By
Cecilia Díaz Betz

El movimiento neobodeguero, el mismo que nos devuelve a nuestras raíces vermuteras a través del diseño, está de enhorabuena. Barcelona Brands acaba de lanzar Porrón Molón, una familia de vinos que reivindica la recuperación de las costumbres más viejunas a través de cinco referencias. Éstas, además, no vienen solas, sino acompañadas de uno de los objetos más emblemáticos de nuestra cultura gastronómica: el Porrón Molón. Del mítico artículo insignia de nuestro menaje, la nueva firma de vinos toma la popular forma de compartir y el espíritu auténtico y mediterráneo.PorronMolon6

Una nueva familia de vinos que reivindica la tradición a través del diseño contemporáneo

 

Cada una de las cinco referencias -dos de ellas con DO- es un pequeño homenaje a las costumbres que se han erigido alrededor del porrón, un utensilio que – actualizado- acompaña estos vinos en su packaging de venta al público. Sin perder su carácter artesanal, el Porrón Molón cuenta con mejoras aplicadas en su desarrollo, que dan versatilidad a su uso y hacen que la experiencia de beber en porrón sea más fácil y limpia. Así pues, este porrón del siglo XXI surge de la reivindicación del utensilio tradicional, del recuerdo de viejas costumbres, para recuperar uno de los objetos de menaje más viejunos y simpáticos, aunque con una merecida vuelta de tuerca para mejorar algunas de las carencias que siempre ha tenido. ¿Cuáles? Ahora, el porrón cuenta con un corta gotas para evitar manchas, un necesario tapón de corcho, una punta extraíble para limpiarlo bien -que además si quitas este utensilio se convierte en decantador-, está fabricado artesanalmente en cerámica gres, cuenta con una base estable además de picadura en la base fácil de sujetar mientras se bebe- y está hecho de un material opaco –cerámica-, que permite mantener la temperatura. Además, está disponible en blanco y negro. Así pues, el Porrón Molón reincorpora el mítico objeto a nuestra vida cotidiana en forma de artesanía contemporánea gracias a su diseño, mejoras únicas aplicadas y su fabricación con materiales nobles.

PorronMolon2

Porrón Molón es, ante todo, una firma de vinos molones que cuenta con cinco brillantes referencias

Porrón Molón es, ante todo, una firma de vinos molones que cuenta con cinco brillantes referencias, que suponen un homenaje a las viejas tradiciones y cuentan con su propia historia:

¡Abuelo enséñame! (vino tinto, 14% Vol. Tempranillo, Cabernet Sauvignon y Garnacha). Quién no ha alucinado alguna vez viendo a su abuelo beber en porrón. Tan ágil, rápido y decidido. Y sin derramar ni una gota. ¡Un experto! Seguro que, desde el primer día, quisiste aprender a beber en porrón. Para esta referencia, Porrón Molón se ha decidido por la garnacha para homenajear a todos los abuelos y abuelas que supieron transmitir esa tradicional y atrevida forma de compartir.

Noches de verano (vino blanco, 11’5% Vol. Parellada y Muscat). La selección de este goloso coupage está inspirada en las ganas de revivir esa alegría y felicidad de las noches en los pueblos de veraneo. ¡Qué momentazos! Entre familia y amigos, los de toda la vida, porrón en mano, podían pasar las horas rememorando, compartiendo risas y confidencias. El muscat de este vino es la mismísima expresión de esos fuegos artificiales y verbenas a la fresca que daban chispa a esos maravillosos días.

Chiringuito de playa (vino rosado, 12’5% Vol. Syrah y Sumoll). Este vino fresco brinda por los chiringuitos de playa plantados bajo un toldo directamente sobre la arena. Sillas de plástico, mantel de papel, arroces y pescados del día… ¿Qué más se puede pedir? La uva syrah pone el toque afrutado y exótico a este vino, que bien fresquito y en porrón no tiene igual.

DO Ribera del Duero (vino tinto, 100% tempranillo, 13’5% Vol). Este tempranillo es un homenaje a los productos de calidad, sencillos y auténticos, elaborados por profesionales con respeto y pasión. Y es que lo simple hace feliz. No hay nada como darle al Porrón Molón con este vinazo, para compartir y sentir cómo te lleva a tu estado de felicidad.

DO Rías Baixas (vino blanco, 100% albariño, 12’5% Vol). El albariño, en el porrón bien fresquito sabe mejor. Dos o tres primeros a elegir a modo de aperitivo. Un par de segundos platos. Café, postre y empieza la sobremesa. ¿Partidita de cartas o siesta? Empieza con este vino, perfecto para invitar, reunirse y compartir. Llena el porrón y el resto… no es nada que no sepas ya.

porron 6_2

¿Cómo va esto del Porrón?

El origen del porrón se sitúa, finales del siglo XIV y principios del siglo XV, en las comarcas de Aragón, Cataluña y el norte de Levante, aunque muchos estudios apuntan al porrón de Poblet (provincia de Tarragona) como el más antiguo conservado. El uso más popular del porrón le ha llevado a ser empleado para servir el vino entre diversos comensales de forma higiénica, sin que el recipiente entre en contacto directo con la boca. Se ha considerado siempre como un recipiente de bebidas colectivas. En la actualidad su uso no está asociado simplemente al consumo de vino, y no resulta raro ver un porrón de cerveza, de cava u otras bebidas refrescantes.

He aquí las instrucciones necesarias para convertirse en un lince del porrón:
1. Vierte el vino por el agujero superior del porrón y no lo vuelvas a tapar.
2. Acerca la boquilla del porrón a tu boca. Poco a poco inclínalo hasta que el chorro caiga en tu boca.
3. Aléjalo despacio elevando el codo ¡hasta donde te atrevas!
4. Para los bebedores más expertos, extiende totalmente el brazo y lograrás un chorro alto y fino.
5. Con un movimiento rápido y seco de muñeca, corta la caída del vino… ¡Y pasa el porrón a otra persona!