By
Gemma Mondéjar

Yves Klein, como algunos pintores de su época, marcó un antes y un después al formar parte del neodadá, un movimiento artístico que fundó muchas de las bases del arte contemporáneo. Sin embargo, Klein ha sido recordado como algo más que un referente del neodadaísmo. Patentando un tono de azul que ahora todos conocemos como Azul Klein, el artista francés fue una fuente de innovación que revolucionó la forma de crear y contemplar el arte de mediados del siglo veinte.

Algunas de las obras de Yves Klein han sido seleccionadas para formar parte de una exposición homónima en el Palacio de Blenheim

Ahora, años después, el Palacio de Blenheim acogerá algunas de las obras de Klein en una exposición un tanto diferente a las que acostumbraba a hacer el artista. Como muchos de vosotros ya sabréis, Klein era un experto en desafiar las expectativas de los espectadores, cosa que demostró en numerosas ocasiones gracias a, por ejemplo, una muestra artística vacía en una reconocida galería parisina o a sus impactantes Antropometrías, en las que, cansado del significado que acarreaba pintar con pincel, decidió usar el cuerpo femenino para bañarlo en pintura azul y dejar que el movimiento de la figura de las modelos llenará de expresión el lienzo.

© Antropometría de Yves Klein, 1962. Fotografía realizada por Harry Shunk y Janos Kender

Así que visto todo esto y teniendo en cuenta la concepción artística del pintor francés, quizá nos sorprende que el Palacio de Blenheim (situado en Woodstock, en el condado de Oxfordshire en Inglaterra) haya optado por exponer las obras de Klein rodeadas de esculturas clásicas, grandes relojes y muebles rústicos, una decoración algo alejada de la visión del artista. Sin embargo, Michael Frahm, director de la Blenheim Art Foundation, ha argumentado que en ningún momento se han propuesto cambiar el significado de las obras de Klein sino, simplemente, colocarlas en un contexto diferente. Con este cambio, en vez de alterar las obras del pintor, la fundación pretende ampliar su recepción artística y enriquecer la interpretación de sus piezas.

© Fotografía por cortesía de Blenheim Art Foundation y realizada por Tom Lindboe

La exposición tendrá lugar del 18 de julio al 7 de octubre de este año. Así que si tenéis planeado un viaje a Inglaterra y os da curiosidad ver este cambio de perspectiva de las obras de Klein, aquí os dejamos el link para comprar las entradas de la muestra.