By
Quim Coll

El miedo a la epidemia del coronavirus ha llegado al mundo del arte y la cultura. Además de la cancelación de eventos de gran magnitud, como la feria Art Basel Hong Kong o el Mobile World Congress de Barcelona, y con la amenaza de que otros eventos como los Juegos Olímpicos no se celebren en un futuro cercano, el Louvre mantiene cerradas sus puertas desde el pasado domingo, en una decisión tomada por los trabajadores del museo. F: Cortesía del Louvre

El Louvre cerró sus puertas el pasado domingo, tras una reunión de los trabajadores y la dirección, por miedo al posible contagio del coronavirus

A pesar de una cola de personas que llevaban tres horas esperando bajo la lluvia, el pasado domingo 1 de marzo el Louvre no abrió sus puertas. Más tarde se supo que, tras una reunión de los trabajadores y la dirección del museo, se llegó a la conclusión de que la epidemia por coronavirus podría ser un riesgo real para las más de 2.300 personas que trabajan en y para el museo. Andre Sacristin, trabajador del museo y representante sindical, trasladó a Associated Press las preocupaciones de sus compañeros, ya que el museo recibe visitantes de todas partes del mundo y el riesgo de contagio es enorme. De los 9,6 millones de visitantes que el museo recibió el año pasado, tres cuartos venían de otros países.

El cierre del museo viene propiciado por una decisión tomada por el gobierno francés el pasado sábado 29 de febrero, que prohibe las concentraciones públicas de más de 5.000 personas en espacios cerrados. Los trabajadores del Louvre argumentan que a través del museo, un espacio cerrado, pasan más de 5.000 personas al día. Por ello temen el riesgo de contaminación, y a día de hoy el museo sigue cerrado hasta nuevo aviso.

Cortesía de Twitter/Charlie Lim

A pesar de lo sonado del caso, el Louvre no es la primera institución cultural en cerrar sus puertas ante el coronavirus. ¿Los principales afectados? Los museos de ciudades como Venecia o Milán, que tras una semana cerrados están, paulatinamente, reabriendo sus puertas. La Peggy Guggenheim Collection, el Museo Correr y el Palazzo Ducale de Venecia estuvieron cerrados durante gran parte de la semana pasada; al igual que el Museo Nazionale del Cinema y el Castello di Rivioli de Turín y la Fondazione Prada de Milán. En nuestro país, por otro lado, se han seguido celebrando grandes encuentros como ARCOmadrid. ¿Cerrarán sus puertas instituciones como el MACBA o el Museo del Prado? Watch this space.