By
Quim Coll

Todo el mundo conoce, de un modo u otro, a David Lynch, director de películas tan destacadas como Mulholland Drive Blue Velvet, genio creativo detrás de Twin Peaks, considerada por muchos una de las mejores series de televisión de la historia. Lo que muchos no conocen es otra de las facetas artísticas del aclamado director: la de artista visual.

‘Someone is in my House’ está compuesta de más de 500 obras visuales creadas por David Lynch a lo largo de su extensa y prolífica carrera

El propio Lynch ha dicho varias veces que él, por encima de todo, se considera artista visual. El Bonnefantenmuseum de Maastrich ha decidido poner su granito de arena en destapar la cara más conocido del artista con una retrospectiva que marca la primera exhibición del arte de Lynch en Holanda y, a la vez, la retrospectiva más amplia hecha nunca sobre su obra, con más de 500 trabajos expuestos en el museo, llamada Someone is in my House.

Muestra de la exhibición en el Bonnefantenmuseum. Cortesía del museo, fotografia por Harry Heuts

David Lynch empezó su carrera artística estudiando pintura en la Academia de Bellas Artes de Pensilvania. De ahí el conocimiento artístico que Lynch infunde en todas sus obras, Su estética es reconocible desde Six Men Getting Sick (Six Times), una de sus primeras instalaciones creada en 1967 que sirvió de preludio a su debut directorial con Eraserhead, hasta la última temporada de Twin Peaks.

Fotograma de ‘Six Men Getting Sick’, 1967, cortesía de ABSURDA

El artista no ha dejado de dibujar nunca, incluso mientras dirigía. Él mismo dijo en su biografía, Room to Dream, que echa de menos pintar mientras no está pintando. Es por eso que el Bonnefantenmuseum incluye en Someone is in my House pinturas, fotos, dibujos, litografías y acuarelas que comprenden el interés artístico de Lynch desde los 60 hasta hoy en día. Además, el museo mostrará, por primera vez desde 1967, su primera obra mencionada anteriormente, Six Men Getting Sick (Six Times).

Muestra de la fotografía de David Lynch, cortesía del artista

Además, la retrospectiva viene con regalo extra: un monográfico sobre Someone is in my House editado por Hannibal Publishing en colaboración con Prestel, con varios ensayos sobre la obra del artista y diversas muestras de su obra.

‘Broken Heart’ (2013), de Lynch. Cortesía del artista

La retrospectiva del Bonnefantenmuseum es una excusa perfecta para visitar Maastrich y repasar de cabo a rabo una parte desconocida de uno de los más grandes genios de nuestros tiempos. Hasta el 28 de abril, disfrutad de David Lynch en Someone is in my House (con teaser por parte del director incluido)