By
Quim Coll

No hay lugar a dudas: Egosex es una de las bandas del momento. Wekaforé, Lluís y Hug han conseguido encandilar a media Barcelona con una propuesta original que bebe de las raíces nigerianas de su cantante. Únicos en su especie, la publicación de su primera referencia, Spirit Disco EP, es la culminación de la primera etapa de una maratón que a saber hasta dónde les puede llevar. F: Wekaforé, de Egosex, fotografiado por Isaac Vázquez. Cortesía de Egosex

Ahora mismo, la banda se encuentra sumergida en una gira que le está llevando por los escenarios de todo el país. Aún así, Wekaforé, líder de la formación, ha sacado el tiempo para hablar con nosotros sobre su música, su marca de ropa, sus raíces, el afrofuturismo y la espiritualidad. No tiene desperdicio.

Tal y como explicáis, la palabra ‘egosex’ nos mantiene en contacto con nuestro lado más primitivo, con ese animal espiritual que sabe perfectamente qué quiere hacer en cada momento. ¿Por qué elegisteis este nombre para definir el grupo? Queríamos un nombre atractivo, sencillo, un nombre poco común, que pellizque, que sea pregnante y que transgreda. Obviamente, que se relacione con nuestra música y nuestro mundo. Un nombre que transmita confianza y al mismo tiempo que sea seductor, un tanto irreverente, impactante y fácil de recordar.

«Spirit Disco es una síntesis de nuestro primer año de trabajo juntos. Una primera aproximación de nuestro imaginario musical»

Os etiquetáis como trance jungle blues, una denominación muy acertada para la música del grupo, que es difícil de definir. ¿Cómo se os ocurrió el término? Fue algo muy natural, a medida que íbamos componiendo canciones vimos que no podíamos etiquetar nuestro sonido con algo ya asignado y existente, fue así como decidimos reunir tres conceptos que lo definieran, así surgió el trance jungle blues.

Acabáis de publicar vuestra primera referencia, el SPIRIT DISCO EP, single a single. ¿Qué ha significado este logro para vosotros y qué crees que aporta el formato al mover vuestra música? Ha sido un proceso muy natural y orgánico. Durante la composición y los distintos lanzamientos de los cuatro singles, hemos ido evolucionando, explorando y experimentando sobre nuestro trance jungle blues. El primer EP engloba nuestros singles y un nuevo tema que le da nombre, Spirit Disco. Podemos decir que es una síntesis de nuestro primer año de trabajo juntos. Una primera aproximación de nuestro imaginario musical. Creemos que este trabajo puede ser una buena ‘carta de presentación’ para empezar con el booking internacional y para darnos a conocer fuera de Catalunya.

Cortesía de Youtube/Egosex

Hace un tiempo hablamos con Sol Bela, que sabemos que es amiga de la banda, y nos habló del afrofuturismo y de cómo estaba en boga en los años 90 con artistas como las Destiny Child o TLC. ¿Qué papel crees que juega Barcelona en la recuperación de esa escena artística afrofuturista? TLC y Destiny’s Child eran una versión muy americanizada del afrofuturismo, no lo reconozco. Creo que es muy interesante que los afro-españoles no tengan ninguna referencia de grandeza con la que puedan rastrear su historia. Por eso no hay una representación o definición específica del orgullo negro en España. No tengo las respuestas, pero es interesante ver cómo las personas interactúan con Egosex y nuestros conceptos.

Barcelona es un caldo de cultivo creativo excepcional, sin embargo, no es precisamente fácil ganarse la vida con el arte en esta ciudad. ¿Cuál ha sido vuestra experiencia en este sentido y qué factores crees que han influenciado al público para dar al grupo el empujón necesario para saltar a la fama? Sinceramente, la acogida que hemos recibido en nuestra ciudad ha sido increíble, hemos tenido otras bandas antes, ¡pero lo que ha pasado con Egosex ha sido una pasada! Cuando nos juntamos por primera vez en el estudio ya vimos que la unión entre los tres era algo muy poderoso, y debíamos poner toda nuestra energía para que saliera adelante. Y aquí estamos, ¡con ganas de ofrecer más!

«Los afro-españoles no tienen ninguna referencia de grandeza con la que rastrear su historia. Por eso no hay una representación del orgullo negro en España»

Sol también nos habló de la falta de referentes de las comunidades racializadas. Sabemos que consideras a Fela Kuti como una de tus influencias pero, ¿cuáles serían tus referentes fuera del mundo de la música? ¿Nos podrías recomendar otros grupos africanos que consideres importantes para la escena musical actual? El famoso poeta nigeriano Wole Soyinka es un inspiración grande. Chimamanda Adichie y su feminismo se acercan a mi corazón. Y grupos actuales: Tinariwen, The Sudan Archives y muchos más.

La espiritualidad constituye una parte importante de Egosex. ¿Cómo la entendéis vosotros en el siglo XXI y qué relación guarda con la estética primitiva que empapa vuestra música? En un mundo digital intoxicado por la tecnología, ¿necesitamos dar un paso atrás y volver a nuestras raíces? ¡Seguro! La práctica y el concepto de primitividad fomentan la simplificación de la vida: sólo lo necesario. Cuanto más simple es nuestra vida, más cerca estamos del reino espiritual. Es muy difícil hacerlo en estos días, ya que tenemos tantas cosas materiales y tanta tecnología. Pero durante unos minutos en un concierto de Egosex o escuchando nuestra música, esperamos volver a enfatizar con esa sensación.

En tus letras podemos ver intercaladas con el inglés algunas frases en Yoruba, un idioma de África Occidental. Probablemente, Egosex es la primera banda de Barcelona (¿del mundo?) en mezclar estas dos lenguas. ¿Qué significa el uso del Yoruba en tus canciones a nivel personal? Eso podría ser cierto, podríamos ser los primeros en usar el idioma Yoruba en este contexto. Creo que usar Yoruba en nuestras canciones hace que sean más originales y genuinas, y agrega un toque de misterio.

Cortesía de Youtube/Egosex

En una época en la que la apropiación cultural prima en todas las formas de cultura, ¿qué fuerza tiene respetarla desde el conocimiento y hacer las cosas bien? El respeto mutuo, la curiosidad y la comunicación son muy importantes. La apropiación cultural ocurre cuando las personas no tienen educación y solo se consideran a sí mismas.

«La práctica y el concepto de primitividad fomentan la simplificación de la vida. Cuanto más simple es ésta, más cerca estamos del reino espiritual»

Además del vocalista de la banda, eres diseñador de tu propia marca homónima. ¿Cómo se retroalimentan moda y música? Con intuición, de alguna manera ambos mundos coexisten y chocan en el mismo sentido. Espero en un futuro cercano incluso mezclarlos más, hasta que la marca sea sinónimo de la música y la música sea sinónimo de la marca.

¿Qué os depara el futuro como banda después de haber actuado en festivales como el Primavera Sound o el Vida? De momento es un futuro incierto pero lleno de buenos presentimientos y expectativas, mucha motivación y ganas de seguir trabajando para hacer crecer el proyecto. Esperamos cerrar festivales de cara al 2020, ofrecer un show completo con visuales hechos a medida y poder presentarlo a nivel internacional. A parte de esto, estamos trabajando en nuevas composiciones que antes de terminar el año verán la luz, así que manteneos atentos porque después de las vacaciones volveremos con fuerza y con novedades.