By
Lucía Morales

ECLIPSE es uno de los lugares más mágicos de la Ciudad Condal. Situado en la vigésima sexta planta del hotel W Barcelona ofrece a todo el que decida sumergirse en su universo unas vistas panorámicas de la ciudad y una aproximación a la mixología más rompedora a ritmo de los mejores beats electrónicos contemporáneos. Desde la inauguración de este lujoso cocktail & skybar, el hotel W se convirtió en uno de los epicentros de la fiesta en Barcelona. Y es que algunas de las fiestas más famosas y sonadas se han celebrado allí.

Si te acercas a ECLIPSE no dejes de probar sus dim sum acompañados de un té o un buen cóctel

Eventos como la rebelde DMENTIA o el JUKEBOX RE- MIX, en la que los asistentes se contonean con los hits de los 80 y los 90 mezclados con el house de más rabiosa actualidad son solo algunos de los principales reclamos de ECLIPSE. Los afterworks de este skybar comienzan a ser muy conocidos en la ciudad, y es que no se me ocurre mejor plan que disfrutar de un buen coctel y la selección de las mejores propuestas de especialidades cantonesas. Si te acercas a ECLIPSE no dejes de probar sus dim sum (rollos al vapor típicos de la cocina china), un excelente té, y ¿qué mejor manera de finiquitar la hazaña con un buen cóctel?

Bun de bacalao.

Frecuentado por personalidades de la cultura y trend-setters tanto internacionales como locales, ECLIPSE se ha convertido en todo un hotspot donde celebrar cualquier evento con los colegas en uno de los afterworks más sofisticados de la ciudad, para adentrarse después en la oscuridad de la noche al son de la electrónica más puntera del momento.

Combinan los sabores más tradicionales con un uso innovador de ingredientes frescos, tanto mediterráneos como asiáticos

Siempre buscando sorprender al público hace unos días presentaron su renovada carta con una propuesta culinaria basada en dim sum que combinan los sabores más tradicionales con un uso innovador de ingredientes frescos -tanto mediterráneos como asiáticos- para que cada bocado sea una experiencia única. Y es que esta especialidad de la gastronomía cantonesa aportan delicadeza y armonía a partes iguales e invitan ser maridados con un té o bien un coctail. Nosotras nos deleitamos con el contundente Moon Walk y el Mouline Rouge, con toques cítricos.

El cocktail Moon Walk es un must de la carta de ECLIPSE.

En la carta de ECLIPSE encontrarás desde dumplings hasta wontons, pasando por baos, buns y gyozas que los chefs de W Barcelona, que siempre están investigando las mejores fórmulas para que cada cata sea una explosión plena de sabor y deliciosos contrastes en tu paladar. Nosotras probamos el dumpling tostado de panceta Char Siu confitada a baja temperatura con zanahoria púrpura; los dumplings de gamba roja, el bun de rabo de buey con salsa Hoi Sin y nata fresca, y el de calamarcito de playa, éste último servido en una original masa de cristal.

Ya sabes, acércate al hotel W para impregnarte de los mejores sabores cantoneses, una mixología vanguardista al son de los beats del momento mientras te deleitas con las vistas más espectaculares de la ciudad.

Detalles