By
Nuria Candela López

El fotógrafo Michael Northrup nos enseña la historia de una relación foto a foto en su último libro Dream Away. Un diario visual de la vida cotidiana de una pareja, la que él mismo formó con su ex esposa Pam, desde que se conocieron hasta el nacimiento de su hija y los primeros años de la vida de esta. Una biografía de la cotidianidad, imágenes íntimas que Northrup tomó durante ese periodo de tiempo de una forma orgánica y natural, ofreciendo imágenes al espectador en las que resulta muy fácil sentirse reflejado.

Posee una narrativa oculta que hace que los espectadores puedan conectar directamente con sus imágenes y reflexionen sobre cómo la rutina se puede convertir en arte

Michael Northrup es un fotógrafo consolidado, al que la fotografía acabó descubriendo, ya que llevaba años sin terminar de encontrar su vocación, vagando por diferentes disciplinas académicas. Cuando terminó en Bellas Artes, la fotografía lo sedujo en un curso. Mientras terminaba sus estudios, fotografiaba todo lo que iba sucediendo a su alrededor, disparando sin pensar. Ya en 2003, cuando sacó su libro Beautiful Ecstasy, su editor se fijó en esa serie de fotografías, pero no fue hasta hace un año, cuando motivado por alumno, creó su cuenta de Instagram y empezó a colgar dos fotografías diarias pertenecientes a su archivo de imágenes de 1972 a 1997. Fue ahí cuando Stanley/Barker encontró su cuenta y le propuso crear un álbum familiar en papel; Dream Away.

 

Dream Away es un diario visual sin ningún tipo de censura de la vida cotidiana de una pareja; el libro muestra al espectador una relación de seis años a través de una serie de momentos mundanos como cenas asadas, sacaleches, tartas de cumpleaños y hogueras de neumáticos de automóviles. De 1976 a 1983, el libro abarca las primeras imágenes de una Pam que toma el sol hasta fotografías conmovedoras de la hija de la pareja. Es una autobiografía no intencionada. Según el propio Northrup, sus imágenes guardan una cierta narrativa oculta que hace que los espectadores puedan conectar directamente con sus imágenes y reflexionen sobre cómo la rutina se puede convertir en arte, y lo aburrido en fascinante.

Sigue todo su trabajo aquí.