By
Ariana Díaz Celma

Uno oye la onomatopeya ‘Doo-Bop’ y es instantáneo: el cerebro recrea de forma instantánea las notas del último disco de Miles Davis. O eso es lo que sucedía hasta la fecha. A partir de ahora,  y tras una visita al 48 de la calle Sardenya, en Good2b también nos viene a la mente una suculenta ración de pollo frito cocinado al estilo cajún. ¿Que por qué? Muy sencillo, Nico Circo ha decidido inspirarse en lo mejor del jazz americano para dar nombre a este restaurante informal donde probar todo tipo de recetas con base en la gastronomía de Nueva Orleans. Según sus propias palabras: “Me gusta como suena DooBop y creo que nuestro nuevo restaurante tiene algo que ver con el sonido de la música americana de antes, donde llegaron inmigrantes con africanos mezclados con franceses e ingleses, y que dieron una nueva dimensión a la capital del estado de Luisiana. A ello, he añadido un toque mejicano, que viene por la influencia de mi madre”.

Este crisol cultural se traduce en una carta que rezuma comfort food por los cuatro costados, y que tiene el frito como estrella indiscutible. Ojo, que nadie piense en digestiones pesadas o platos grasientos. Muy al contrario, aquí todos los rebozados se hacen con harina de arroz y de maíz, y se macera en buttermilk casero al que se le añaden especias propias de la cocina cajún. Así pues, entrar en DooBop es lo equivalente a sumergirse en el mundo de las frituras saludables.

 

Durante nuestra visita nos deleitamos con un entrante de tomates verdes fritos, el cornbread (pan de masa madre con mantequilla de chile ancho) y unos originales nuggets de mejillones con pico de gallo de piña. El bacalao frito estilo cajún nos fascinó, así como los tacos que sirven en DooBop: los probamos de tres tipos -gambas, de pollo y de mejillones con sus salsas verde y Louisiana-. Como tenían tan buena pinta se nos hizo complicado elegir. También degustamos una de las bombas veggie de la carta: su deliciosa hamburguesa elaborada a base de nueces, remolacha y queso feta, y aderezada con tomate, lechuga y pepinillos. No pudimos negarnos a probar el sandwich Po- Boy (un imprescindible de la gastronomía del suroeste estadounidense) concretamente el de gambas, con una salsa picante y un gusto a menta y cilantro que nos engancharon por completo. Y para refrescar el paladar tras la oleada de intensidad, sucumbimos a los encantos del pecan pie (tarta de cacahuetes), el postre estrella de la casa.

Señala una fecha especial en tu calendario para degustar los mejores platos de la comida cajún, y date un homenaje en este templo del buen comer. Ya nos contarás.

Detalles




  • Dirección: C/Sardenya, 48
  • Horario: L-V: 12:30h a 4:30h. S: 10h a 11:15h. D: 10h a 4:30h
  • Teléfono: 936 25 50 35
  • Tipo: Restaurante
  • Web: http://doobopbcn.com/