By
Marta Serra

Un viaje hacia la América olvidada es la nueva propuesta de David Shama, un fotógrafo suizo que se entrega de lleno a cada trabajo que realiza. Do Not Feed Alligators es el primer libro monográfico que publica, una verdadera experiencia emocional para el espectador.

Coches abandonados, restaurantes sin comensales y moteles destartalados constituyen el paisaje decadente de una sociedad postcapitalista. En medio de una rutina gris, jóvenes que conservan aún la belleza de los que creen en sus sueños. La temporalidad nos atrapa en un camino hacia la nada y Shama presenta esta realidad embrujada para transportarnos al espacio sin límites de la mente humana.

David Shama es más conocido por su trabajo en el mundo de la moda, pero des del 2005 no ha parado de fotografiar la vida en su expresión más espontánea y natural. El artista parece tener una capacidad innata para hallar belleza en lo ordinario, en lo raído, y cargar de emoción cada una de sus fotografías; quizá por ello se ha hecho un nombre en el mundo del fotoperiodismo, ha expuesto en varias galerías y publicado en distintas revistas.

Uno de sus particulares proyectos en busca de la espontaneidad ha consistido en crear series fotográficas a partir de rutas de una semana con chicas a las que acababa de conocer. En ellas, el viaje y el descubrimiento de nuevos paisajes iba acompañado del viaje simultáneo hacia el mundo interior de las modelos.

Cada una de las imágenes de Shama es el reflejo de su propia fascinación por lo auténtico, un lenguaje visual sin pretensiones capaz de conmover a cualquiera. Ahora, el fotógrafo nos seduce con Do Not Feed Alligators, un relato acerca la existencia humana desde una veracidad y una cotidianidad estremecedoras.