By
Quim Coll

La marca española Desigual empezó en 2015 un proceso de transformación que la iba a cambiar por completo. Quería renovar su identidad como marca, adaptar su imagen a los tiempos que corren y cambiar totalmente todo lo que conocíamos sobre ella. Y lo ha conseguido. F: Aleesha en la presentación de Love SS20. Cortesía de Desigual

El proceso de transformación de Desigual culmina con la colección Love SS20, que mira hacia el futuro con un ojo puesto en el legado de la marca

El reto era grande: la marca española quería cambiarlo todo sin dejar de ser ella misma. Empezando por el logo, que ahora se presenta al revés, Desigual ha conseguido homenajear aquél espíritu rebelde que llevó a su fundación y, a la vez, con detalles sutiles, renovar su imagen de forma completa, con una campaña que –por primera vez desde su fundación– se ha centrado en el diseño gráfico dejando el producto a un lado.

El cambio más grande se aprecia en su nueva colección Love SS20. La firma ha querido mejorar en materia de calidad, innovación, sostenibilidad y diversidad. Manteniendo la misma esencia de siempre pero virando hacia tendencias urban más 2019, Love SS20 es una colección mediterránea que muestra a la marca de forma fresca y renovada, contando con la colaboración de artistas invitados de la talla de Miranda Makaroff, Monsieur Lacroix o Okuda San Miguel.

Imagen de la campaña centrada en el diseño gráfico de Desigual. Cortesía de la marca

La renovación también se plasmó en la presentación de la nueva colección; una experiencia con un taller de baile, fitness y yoga; una performance de luz, música y coreografía; el desfile de presentación; y un concierto a cargo de Aleesha.

La colección Love SS20. Cortesía de la marca

Tanto la nueva imagen como la nueva colección de Desigual miran al futuro con un ojo puesto en su legado. Un cambio que le sienta de lujo a la marca española; un auténtico soplo de aire fresco para encarar los tiempos que vienen. Y una actualización que nos mantendrá atentos a sus próximos movimientos.