By
Cecilia Díaz Betz

En Good2b no es que seamos muy de santoral. No obstante, recordar que hoy 22 de noviembre es Santa Cecilia, patrona de los músicos, como buenos melómanos que somos, nos hace hasta un poco de ilusión. (¡Eh! No os penséis que es porque es el santo de la menda que está escribiendo esto).

Un exhuberante preludio de lo que será su inminente nuevo álbum bautizado como ★ (Blackstar)

Así que no se nos ocurre mejor manera de celebrar este día que compartiendo con todos vosotros el cortometraje, recién estrenado esta semana, de una figura tan destacada, relevante, irreverente y simbólica para el mundo de la música, como es David Bowie. Un tratado visual surrealista, mágico, esotérico, que te atrapa la retina y te enloquece el oído, y que nos hace pensar seriamante en que podríamos santificar a esta especie de deidad y dedicarle un día -festivo, a poder ser- para rendirle culto. Méritos no le faltan. De hecho, este film dirigido por Johan Renck es un exhuberante preludio de lo que será su inminente nuevo álbum bautizado como ★ (pronunciado como Blackstar), que se publicará el próximo 8 de de enero. La última aventura de este polifacético artista, que no hace más que seguir demostrando por qué es quien es y por qué está donde está. Una confirmación de que, efectivamente, es de otro planeta donde la creatividad ilimitada es el opio del pueblo, y no el fútbol y la relgión. Te adoramos infinito David Bowie.