By
Cecilia Díaz Betz

¿Qué tendrán las minas y las canteras que tanto nos fascinan, atrapan y, de algún modo, reconfortan? Estos paisajes mutantes y mutables -por causas naturales y por acción del hombre- tienen una belleza muy singular que los convierte en espacios casi extraterrestres con los que resulta muy fácil entablar un diálogo visual.

Estos paisajes mutantes tienen una belleza muy singular que los convierte en espacios casi extraterrestres

Sus colores, formas y constante devenir, han sido en muchas ocasiones, objeto de deseo de fotógrafos y cineastas, ávidos cazadores de localizaciones casi lunares, donde poder dar rienda suelta a sus historias. El último proyecto artístico con las canteras y minas como protagonistas, nos llega desde Melbourne de la mano del fotógrafo Dan Hocking. Sans, como ha titulado a esta serie, juega con la poética del espacio al tiempo que la descontextualiza en sí misma, porque es imposible saber las verdaderas dimensiones de los lugares que retrata. Una especie de ‘perversión’, como afirma el propio Hocking, si pensamos en todo lo que estos espacios han dejado atrás.

DanHocking_SansVarious3

Puedes ver más trabajos de Dan Hocking haciendo clic aquí.

DanHocking_SansVarious2 DanHocking_SansVarious4 DanHocking_SansVarious5 DanHocking_SansVarious6 DanHocking_SansVarious8 DanHocking_SansVarious9 DanHocking_SansVarious10