By
Ariana Díaz Celma
Cora Novoa y Clip! son dos de los nombres más esperados de esta edición de Sónar. Lo que se vivirá el viernes 15 a las 18:05 en el escenario Dôme de Red Bull Music promete ser épico. Los dos artistas van a protagonizar un live inédito en el que dejarán correr la imaginación durante 45 minutos en los que la improvisación de sintetizadores y modulares será la protagonista. Para entender qué se traen entre manos, hemos dejado que se entrevistaran…
CORA: Vamos a hacer el live en el Dôme de Red Bull Radio pero no sé ni cuándo entraste en la Academy…
CLIP: Fue en el año 2011, en la edición madrileña. Tenía que ser en Tokio pero al final fue en la capital, por el tema del tsunami que hubo en Fukushima y la crisis nuclear, así que decidieron cambiarla a Madrid, reformaron todo el Matadero y ahí se hizo. ¡Fue espectacular! La historia es bastante anecdótica, yo mandé la solicitud y me creé un mail solo para el proyecto, pero nunca más volví a abrir ese mail, así que salieron los participantes y yo no me enteré. Me llamaron al cabo de tres meses, y me dijeron: “Mira tío llevamos mandándote mails desde hace meses y queremos saber si vas a venir o no”.
CLIP: “Entré en la Academy en 2011 y por poco quedo fuera porque no contesté un mail que creé para la ocasión y nunca más chequeé”
CORA: Así que al final estuviste a punto de no ir.
CLIP: Sí, pero por no mirar el mail. No contaba con que me fueran a pillar ni nada, mandé así a voleo y resulta que al final salió.
CORA: ¿Y el teléfono se lo llegaste a pasar, no? ¿Cuál fue la persona más relevante o la que más te enseñó en la Academy?
CLIP: Jorge Gallardo de Lisboa, que a día de hoy seguimos siendo súper colegas, fui el padrino de su boda y nos conocimos ahí.
CORA: ¿Él es productor de electrónica, no?
CLIP: Sí, y de hecho nos hemos ido viendo un par de veces al año, hemos tocando juntos, así que en la Academy nació una amistad fuerte.
CORA: Osea que la Academy no solo vale para el curro.
CLIP: Sí, sí, lo que más recuerdo es la gente con la que después he seguido teniendo amistad y no tanto con los que me podrían haber reportado un beneficio a nivel profesional.
CLIP: “En la Academy flipé con Erykah Badu y Gareth Josh, el productor de Depeche Mode”
CORA: ¿Y algún artista destacado que te diera algún workshop o charla?
CLIP: Yo flipé con Erykah Badu y con Gareth Josh -productor de Depeche Mode-. Lo creas o no, también me enseñaron qué era una Boiler Room, en aquel entonces no tenía ni puta idea de lo que era.
CORA: ¿Qué año era?
CLIP: El 2011.
CORA: ¿Tú que opinas de Boiler room? ¿Te gusta el formato?
CLIP: Sí, me gusta.

Escucha aquí en directo el live de Cora y Clip y de todos los artistas del Sónar Dôme de Red Bull Music

CORA: ¿No te parece que a día de hoy se ha vendido todo a las marcas? ¿Estás a favor de trabajar con marcas?
CLIP: Creo que ningún tipo de arte debería monetizarse, hay mucha gente que piensa lo contrario y lo respeto, pero cuando hay una motivación económica detrás de un proyecto de arte, estás cambiando tu forma de hacerlo.
CORA: Y si te viniera una marca de alcohol o energética o algo y te dijera vamos a hacer algo, ¿tú que dirías?
CLIP: Esto es lo que estamos haciendo con Red Bull este año, pero creo que su caso es distinto. Ellos no me están diciendo “tienes que presentar el nuevo Red Bull piña”, sino que me dan la libertad de hacer lo que quiera, me dicen “queremos hacer este año el aniversario de Sónar y Red Bull y queremos que hagas una colaboración con nosotros”, me dan a elegir con quién quiero hacerlo. Creo que el enfoque es distinto, sí que hay marcas que fuerzan más la máquina.
CORA: Todo depende del enfoque.
CLIP: Sí, ellos están apoyando las carreras de artistas emergentes sin tener que pasar por un sello ni nada. Oye, ¿y yo cuándo pregunto? ¿Tú que opinas?
CORA: “Los artistas hoy en día necesitamos las marcas porque ellas están faltas de ideas y necesitan ese lado creativo y nosotros un apoyo económico”
CORA: Ahora, pero primero quería agradecerte que me hayas elegido a mí para hacer esto, porque sino yo no estaría aquí, en Sónar, ya que a ti te ofrecieron la colaboración y tú decidiste compartirla conmigo. Al César lo que es del César. Respecto a las marcas, creo que sí que nos necesitamos porque ellas están faltas de ideas y necesitan ese lado creativo y nosotros un apoyo económico. Por desgracia en España funciona así porque no hay infraestructura de música real. Tenemos a Bisbal o a Alejandro Sanz, gente que hace pop comercial. Si vas a Alemania o Inglaterra sí hay infraestructura. Es igual que el Berghain en Alemania, que paga tasas igual que un museo o un teatro. Intenta justificarle al Gobierno español esto, sería imposible. Es por ello que creo que el tema de las marcas sucede por necesidad, porque es la única puerta abierta para crear proyectos. Hay sellos independientes como Subterfuge, pero por ejemplo en Francia si hay artistas como Air o Daft Punk, con sellos independientes que están manejando dinero y pueden hacer cosas aunque sea under y prescindir de las marcas.
CLIP: Sobre esto que decimos que no hay cultura en España, y que tendemos a criticar mucho la radiofórmula y al consumidor, a Shakira y a todo esto… ¿hasta qué punto la culpa es de los medios o hay una parte de culpa repartida con el público también?
CORA: No estoy diciendo que Shakira tenga la culpa, es que no hay una infraestructura. Culturalmente y socialmente la electrónica es algo para lo que no estamos educados.
CORA: “Descubrí la música electrónica a los 16 años en Benidorm”
CLIP: ¿Cómo llegaste a la electrónica tú? Eres de Galicia y estás en Barcelona…
CORA: La descubrí con 16, 17 años pero no fue en Galicia. Fue durante unas vacaciones en Benidorm, que me empecé a introducir en el bacalao y la máquina. Fui a una discoteca que se llamaba Mansión, que formaba parte de la ruta del bacalao. Luego fui a casa, a Galicia y poco a poco vi que me gusta y descubrí que se podía hacer música con ordenadores. Empecé haciendo instrumentales de rap, música urbana y luego ya entre en el techno y la electrónica. ¿Y tú?
CORA: “Empecé haciendo instrumentales de rap”
CLIP: Pues es curioso porque yo la descubrí en Galicia,  por motivos personales estuve en Santiago a los 17 – 18.
CORA: ¿Ostras, y qué hacías allí?
CLIP: Estuve viviendo y trabajando allí. Yo había estudiado música desde pequeño, jazz y música orgánica y allí conocí a un colega que de hecho está viviendo ahora aquí en Barcelona, que me llevó por el lado oscuro. Me invitó un día a ir a La Radio en Santiago de Compostela. Después me acordé de mi padre, que era un obseso de las revistas de computer music y siempre tenía el CD con el software de Logic y estaba empeñado con hacer música con eso y yo decía esto no sirve para nada. Pero mira, lo intenté.
CORA: ¿Tú que tocabas exactamente?
CLIP: Yo hice guitarra clásica y después eléctrica
CORA: ¿Pero tenías proyecto solo, con banda?
CLIP: Yo estuve en una big band y tocaba la trompeta, no lo hacía nada mal, se me daba guay. Pero mi primer contacto con un festival grande fue en el Creamfields, el primero y el único porque no se repitió.
CLIP: “Yo estuve en una big band y tocaba la trompeta, no lo hacía nada mal”
CORA: Sí, el único, como el Sónar Galicia que se hizo dos años y ya lo cerraron.
CORA: ¿Tú qué opinas de las drogas, crees que es necesario para un artista el tener una experiencia o haber probado las drogas?
CLIP: Creo que no, depende de cómo se abstrae cada uno, pero sí que es verdad que hay muchos artistas que lo hacían, como Coltrane era heroinómano o Kim Crimson con sus portadas que son todo viaje de tripi y LCD. Está claro que favorece pero dependerá de la persona, habrá gente que lo intente y que les sale el tiro por la culata. Creo que el hacer música con ordenador está bastante reñido con cualquier uso de psicotrópico, igual tocar o pintar es otra historia porque es algo más físico que estar haciendo música con máquinas que es algo más matemático.
CLIP: ¿Cuál es la relación entre tu música y la marca? ¿Intentas trasladar las mismas sensaciones de tu música a la ropa o es una estética que va asociada a esa música?
CLIP: “Creo que el hacer música con ordenador está bastante reñido con cualquier uso de psicotrópico”
CORA: Pues ambas, me gusta crear conceptos. De hecho con la última colección de ropa, que este año no he hecho porque me he concentrado en la música y en el siguiente álbum, creé un imaginario. Primero se hizo la colección, las piezas y después quise hacer cuatro eventos, traducir en música ese concepto. Entonces se hicieron fiestas en Madrid, Barcelona, Sevilla y Bilbao y los sonidos eran totalmente distintos a las cosas que he podido hacer cuando me he decidido a hacer música directamente…
CLIP: ¿De la marca se extrae la música o de la música la colección?
CORA: En este caso que te comento fue la colección de ropa y después la música, en otros casos es el concepto. Por ejemplo, con el siguiente disco he creado un concepto primero y después quiero hacer una colección inspirada en el álbum. Se trata de crear más allá de la música, de crear en general… El problema es tener tiempo.
CLIP: ¿Cómo mantienes tú la motivación a lo largo del tiempo?
CORA: Yo estuve a punto de dejarlo muchísimas veces y tengo muchísimas crisis creativas. Ahora ya soy consciente de que las voy a tener pero lo he querido dejar muchas veces porque es muy frustrante. Igual no tienes bolos y tienes que pagar las facturas. Pero intento desbloquearme, buscar esa fuente que se ha secado de creatividad en exposiciones, saliendo y poco a poco volviendo al estudio. Yo tengo el recurso del libro este ‘El camino del artista’, con el que vas haciendo ejercicios y te ayuda a desbloquearte.
CORA: “Cuando tengo crisis creativas tengo el recurso del libro este ‘El camino del artista’, con el que vas haciendo ejercicios y te ayuda a desbloquearte”
CLIP: Otra manera de mantener la motivación es buscar cosas nuevas.
CORA: Claro, por eso quise hacer clases contigo, y que me enseñaras a trabajar con el modular. De hecho fue entonces cuando nos fuimos conociendo, eres mi mentor en el mundo modular. Saber pedir ayuda es guay, porque a veces la gente en el mundo del artista tiene mucho ego.
CORA: ¿Y tú cómo empezaste con los modulares?
CORA: “Saber pedir ayuda es guay, porque a veces la gente en el mundo del artista tiene mucho ego”
CLIP: Yo empecé después de ver un set de Blawan y Pariah, una Boiler Room en 2014. Ahí empecé a ver precios y me di cuenta de que era carísimo y me compré cuatro. Me hice una caja pequeña y de ahí ha ido pasando el tiempo hasta ahora.
CORA. Es una cacharrada.
CLIP: Sí, pero ahora estoy en el proceso contrario, volviendo a lo mínimo y un productor que me gusta mucho tiene una frase que dice “primero tienes que aprender todo, después tienes que desaprender todo y después es cuando empiezas a hacer música” y estoy en la fase de aprender todo eso, así que igual me quedo con el portátil…
CORA: ¡No te lo crees ni tú! pero sí, es muy guay, antes la forma de componer era mucho más orgánica con teclado y al final este nuevo álbum, el directo y todo al final son las máquinas las que están rugiendo, tú estás cocinando con ellas pero no deja de salir de ellas, tú diriges la máquina
CLIP: No te lo puedes preparar
CORA: Sale eso y sale eso, que igual suena como el culo o maravilloso
CLIP: Como en algunos ensayos que puede sonar genial o fatal
CORA: Para mí es un reto porque es la primera vez que lo voy a hacer y voy segura porque voy contigo
CLIP: Cuando nos conocimos ví muchas afinidades a la hora de crear y relacionarnos.
CORA: Que me haya elegido a mí es guay. Son 50 minutos de live, en todas las entrevistas lo digo, todo es improvisado, es exclusivo y no sabes lo que va a pasar, los ensayos son para conocernos. Igual hemos ensayado 20 veces pero para saber cuando uno está seguro de lo que está haciendo y diseñar un sonido común.
CLIP: Cuando mejor nos salga será cuando estemos allí (en el Sónar) y estemos relajados.