By
Cecilia Díaz Betz

Parece que por fin el frío ha empezado a hacer acto de presencia. Llegó el momento -si no se ha hecho antes- de desempolvar la ropa de invierno y todos los debidos accesorios para protegernos de las inclemencias temporales. Si en materia de gorros de lana no andas muy servido, hoy estás de suerte porque hemos encontrado una firma muy especial, Córka Rybaka, que se dedica en cuerpo, alma y exclusividad a crear gorros de lana. Nada más y nada menos.

Su producción está limitada a una cantidad de 10 gorros de lana por color cada temporada, aunque el rojo y el azul marino siempre están disponibles

Su alma máter Monika Kucel tuvo la ocurrencia de fundar esta firma después de un viaje a Sicilia por allá por el 2011. Allí conoció a un lobo de mar retirado que le contó infinidad de interesantes historias. Algunas de ellas iban sobre el gorro rojo de lana que llevaba puesto, y del que afirmó que, hoy en día, ningún joven sería capaz de tejer igual demostrando tener ‘habilidades manuales reales’. Monika Kucel no lo dudó ni un segundo y comenzó su personal hazaña de demostrarle al anciano que estaba equivocado. Dicho y hecho. Ella misma teje cada gorro de Córka Rybaka a mano en su apartamento utilizando sólo lana 100% peruana, y cada uno de los modelos resulta una maravilla del handmade. Su producción está limitada a una cantidad de 10 por color cada temporada, aunque el rojo y el azul marino siempre están disponibles. Tras varias exitosas temporadas vendiendo estos maravillosos gorros de lana, este FW15 ha decidido dar un paso más apostar y añadir un nuevo integrante a su firma: los cuellos. Podéis pasar por su web para ver cuáles son los colores por los que ha apostado este otoño-invierno 2015 y comprar rápidamente vuestro modelo favorito aquí. Vuelan.