By
Laura Naranjo

El mundo de las bicicletas está creciendo de forma sostenida y sostenible: los carril bici se multiplican como pequeñas venitas por las que circulan miles de personas en modelos plegables, vintage, de carrera o fixies. Y eso es así. Una de estas personas es Anouk Puntel, una ciclista de la moda y diseñadora urbana que un día decidió aportar a este movimiento un poco de color y diseño. Para ello creó Coolsec, una marca de accesorios para bicicletas made in Barcelona con la que colabora hoy un pequeño equipo formado por diseñadores, artistas multidisciplinares e ilustradores.

El primer lanzamiento de la marca son las fundas de sillines que, además de vestir la bicicleta, protegen al usuario de la suciedad y la humedad. Las fundas se caracterizan por ser sumamente prácticas, fáciles de colocar, acolchadas, reversibles e impermeables.

En Coolsec mantienen una filosofía de KM 0, es decir, que todos sus proveedores se encuentran en un radio accesible en bicicleta, los diseños parten de tejidos reciclados, y su producción está a cargo del taller de hombres del Centro Penitenciario Brians 2. Una fusión ideal entre bicis, moda, sostenibilidad y compromiso social. ¿Qué dices? Tienes toda la info que necesitas con un clic AQUÍ.