By
Nuria Candela López

Las ilustraciones de Erin Aniker tienen están impregnadas de feminismo combativo, mujeres de colores brillantes a menudo representadas en grupo, expresando la idea general de hermandad y unión. Esta joven artista londinense expresa a la perfección con su trazo las experiencias de la mujer dentro de las diferentes comunidades, respaldada por una paternidad mixta (madre turca y padre inglés) nos aproxima a la realidad cultural de cada lugar.

 Su trabajo es silenciosamente radical, compuesto por una visión utópica, interseccional y feminista

Aniker, recuerda que su madre siempre le inculcó la lucha por la igualdad de derechos desde que era una niña. En casa siempre había carteles de protesta y su madre era una participante activa en marchas por los derechos de las mujeres turcas y kurdas, y en ocasiones ella y sus hermanos también la acompañan.

Erin recuerda cómo estas experiencias tempranas, que normalizaron las protestas -y el arte- en su hogar, se tradujeron en su práctica como ilustradora. En sus ilustraciones, las mujeres alzan al unísono sus manos decoradas con mehndi; los cerebros se parten en dos con las minucias de las preocupaciones de la vida derramándose sobre ellos, o las mujeres aparecen representadas llorando junto con un grupo de otras mujeres que reflejan las mismas emociones detrás de ella.

El hecho de haber crecido en una casa en la que había películas, libros, revistas, programas de televisión y radio en muchos idiomas diferentes, una casa abierta a visitantes, familia y amigos, en la que siempre entraba y salía gente también ha influido en el uso de sus ilustraciones como herramientas políticas, así como también una forma de fortalecer las comunidades y promover la inclusión.

Entre sus artistas favoritas encontramos a Gizem Vural, Laura Breiling, Manjit Thapp, Catherine M.A. y Jess Nash, mientras que sus inspiraciones provienen principalmente de textiles islámicos, en particular textiles y cerámicas turcas.

Su trabajo es silenciosamente radical, compuesto por una visión utópica, interseccional y feminista, donde las mujeres de color, las mujeres no binarias, las madres solteras y las comunidades marginadas se unen para luchar juntas.

Sigue su trabajo aquí.