By
Quim Coll

Hace 500 años, concretamente un 2 de mayo de 1519, que Leonardo Da Vinci murió en su habitación en Amboise, Francia. El artista, inventor, escritor, científico (y un largo etcétera) fue una de las figuras más importantes del Renacimiento. Col&MacArthur ha diseñado un reloj inspirado en su legado para celebrar el medio milenio de su muerte. F: Cortesía de Col&MacArthur

2019 marca la celebración de los 500 años de la muerte de Leonardo Da Vinci, una de las figuras clave del Renacimiento y de la historia

El trabajo del genio italiano sigue presente en multitud de facetas científicas y artistas de nuestro día a día. Sus inventos y maquetas han sido aplicados a multitud de ámbitos que, aunque no nos lo parezca y tras siglos de evolución, siguen bebiendo de sus ideas.

500 años después de su muerte, aún hay muchas cosas que desconocemos sobre Da Vinci como hombre, artista y científico. Las que sabemos sirven para situarle como una de las figuras más importantes de la humanidad: fue una persona clave para entender años de evolución científica y un pionero que caminó para que muchos, hoy en día, puedan correr.

La compañía belga Col&MacArthur es consciente de ello y, siguiendo su línea de relojes conmemorativos, ha diseñado una serie limitada de 500 relojes en homenaje al artista italiano. El reloj, a parte de exclusivo, está lleno de pequeños guiños al artista, como las manecillas girando en dirección opuesta en honor a los códices de Da Vinci. El reloj, de fabricación suiza, es de acero inoxidable chapado en oro rosa con una espiral dorada que respeta las proporciones de la relación del oro basado en las secuencias de Fibonacci. En la esfera están representados los estudios sobre las técnicas de aviación del vuelo de los pájaros, así como el Hombre Vitruvio.

Cortesía de Col&MacArthur

Por si fuese poco, la compañía belga cuenta con la ayuda de Da Vinci, la exposición itinerante situada en la Cúpula Events de Las Arenas dónde, tras cuatro años de trabajo de numerosos historiadores, han conseguido reunir más de 100 esbozos, 200 objetos expuestos, manuscritos, maquetas a tamaño real y representaciones en 3D de las creaciones de Da Vinci.