By
Daniel Olea

Un par de años atrás, la fotógrafa sevillana Coco Capitan nos compartió una serie de imágenes que retrataban su propia visión de China,  la tituló Middle Point Between My House and China. Hoy, Coco desarrolla la longitud de este proyecto documental, y prepara el lanzamiento de su primer libro homónimo a esta obra.

Coco desarrolla la longitud de este proyecto documental y prepara el lanzamiento de su primer libro homónimo a esta obra

Adentrándose al tono de sus fotografías y escritos previos, Coco imprime en su arte este sentimiento anecdótico que nos relata un viaje maravilloso. Desconocidos que se comunican, navegan, aman y viven, complementan sus piezas, pero lo que en realidad enriquece su propuesta, es la exploración de la fotógrafa hacia el tiempo y el espacio como piedra angular de su nuevo libro.

Las imágenes y la narrativa se unen para llevarnos a dar un paseo por tiempo, ir de vuelta a su infancia por Sevilla, y recostarnos en el césped del jardín de casa. Ahí, Coco consideraba a China el lugar más recóndito del mundo, pensaba que cavar lo suficientemente profundo en el jardín, le ayudaría a crear un túnel que la transportaría a ese enigmático país. Ese túnel sería el punto medio entre su casa y China (exacto, el título de su obra).

Su propio desafío radicaba en captar la autenticidad de la nación oriental, así como reflejar todas esas mágicas ideas que le regaló la imaginación desde su corta edad.

Al parecer, todo el proceso se encapsula y traduce en la frase de introducción del libro hecha por Lucy Soutter, crítica e historiadora de arte: “Coco nos da la bienvenida dentro de su cabeza, para compartir su visión. Entre lenguas, entre culturas, entre sensibilidades, el artista sólo puede ser ella misma”, no pudo haberlo dicho mejor.