By
Cecilia Díaz Betz

El estudio valenciano Closca Design, junto con CuldeSac, se han hecho unos verdaderos masters del universo en lo que a cascos de ciclista se refiere, consiguiendo algo que parecía imposible: que no nos queden razones para quejarnos de este importante accesorio.

Un modelo de casco para ciclistas urbanos que se aleja de estéticas deportivas y con el punto fuerte de ser plegable

Además de proteger nuestras cabezas, desde hace tiempo los cascos de ciclista también han empezado a poner énfasis en su parte más estética. Hay que admitirlo, cada vez son más bonitos (¡aleluya!). Pero ahora también las empresas que los fabrican están haciendo hincapié en su practicidad, comodidad y portabilidad, de tal forma que cada vez son más los adeptos en usarlo. En este punto Closca Design y CuldeSac llevan tiempo dando en el clavo, diseñando, fabricando y comercializando un modelo de casco para ciclistas urbanos que se aleja de estéticas deportivas, y con el punto fuerte de ser plegable, el Closca Fuga. Ahora, y tras haber sido galardonados con el premio Red Dot 2015 Award, lanzan al mercado la segunda generación. Casi dos años trabajando e invirtiendo en I+D+i les ha permitido obtener un producto altamente competitivo tanto en funcionalidad como en estética y estilo.

Si la idea os gusta tanto como a nosotros, el genial Closca Fuga ya está disponible en modo pre-venta en dos colores, blanco o negro, y se comercializará oficialmente a partir del próximo 20 de abril a través de la tienda on-line www.closca.co. Hazte con el tuyo ya.