By
Cecilia Díaz Betz
null
null
null
null
null
null
null
null
null
null
null
null
null
null
null
null
null
null
null
null
null
null
null
null
null
null
null
null
null
null
null

Lo ha vuelto hacer. Chromosome Residence ha vuelto a explotarnos el cerebro con micro infartos de anti-moda, proclamas combativas y firmando el mejor desfile de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid en años.

La colección se basa en la escasez de tiempo, cambiar el concepto de desfile y colección, y hacer tres piezas de arte

La colección Chromosome FW18 está basada en tres pilares: la escasez de tiempo, cambiar el concepto de desfile y colección, y hacer tres piezas de arte. «Bajo estos pilares pensé en hacer algo que llamase la atención partiendo de algo tan usual y poco llamativos como son los trajes de boda actuales. Quería que el traje tuviese la importancia que se supone que tiene que tener y que hiciese a la persona que lo llevase tan especial que desease casarse con uno mismo si fuese necesario para poder vivir la experiencia de aparecer o llegar al altar de una forma totalmente nueva.»

El desfile de presentación planteaba una pseudo celebración de boda, con todos sus excesos y desmadres. Una puesta en escena insólita que se cuestiona absolutamente todo en forma de metalenguaje; moda que usa la moda para juzgarse a sí misma. El medio en el medio.

Más info sobre Chromosome Residence haciendo click aquí.